Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Geishas y samuráis: lo que nunca te contaron de sus prácticas sexuales

13/04/18 | +Asia

Estas dos figuras historias son un símbolo de Japón y, probablemente, dos de los trabajos más reconocidos de la tradición nipona junto a, por ejemplo, los ninjas. Pese a esto, las geishas y los samuráis son los que más sufren los típicos tópicos de la sociedad y, en realidad, son grandes desconocidas para la mayoría de personas occidentales. Todos conocemos las historias que la televisión nos ha contado, pero existen muchas otras que nunca se cuentan y eran muy habituales. Entre ellas algunas prácticas sexuales propias de estas figuras, como el mizuage y el shudō, de las cuales os hablaremos hoy.

Geisha - Pixabay

Al contrario de lo que piensa mucha gente, las geisha no eran prostitutas, al menos en su mayoría. Es posible que algunas lo fueran, mientras que otras no, pero la palabra geisha no debe ser confundida o sinónimo de la palabra prostituta. En realidad eran unas artistas tradicionales japonesas, cuyas labores constituían, tras un aprendizaje, en entretener en fiestas, reuniones o banquetes tanto exclusivamente femeninos o masculinos como mixtos. Aquí os dejamos 5 errores comunes que la gente comete sobre las geisha.

Samurái

En cuanto a los samurái, su significado es “el que sirve“, y los verdaderos guerreros pertenecían a una élite militar que gobernó el país durante cientos de años. El origen del samurái data de alrededor del siglo X y se fortaleció al concluir las Guerras Genpei a finales del siglo XII. Durante la restauración Meiji, en el siglo XIX, la figura y el estatus social de la clase guerrera redujo sus privilegios y terminó con la desaparición de casi todos los samuráis. No es algo que todo el mundo conozca, pero en el antiguo Japón la imagen del samurái estuvo más relacionada con la de un arquero a caballo que con la de un espadachín.

Mizuage

Geisha - Pixabay

Mizuage era una ceremonia realizada por una maiko (aprendiz de geisha) que marcaba su paso a la mayoría de edad. Cuando la geisha mayor consideraba que la joven maiko estaba lista para la mayoría de edad, el moño de su cabello era cortado. La ceremonia consistía en vender la virginidad de las aprendices al cliente que ofrecía la mayor suma de dinero por ellas. Esta práctica se hizo ilegal junto con otros actos de prostitución en 1959. El dinero adquirido se utilizaba, por lo general, para promover su debut como geisha. Existen relatos de antiguas geishas en las que se relata cómo se vendían en múltiples ocasiones la virginidad de estas jóvenes, con el pretexto de que aún no habían experimentado la ceremonia del mizuage.

Shudō

Beso Samurái

El shudō fue una tradición japonesa de homosexualidad estructurada por la edad, prevalente en la sociedad samurái desde su periodo medieval hasta el fin del siglo XIX. La palabra es una abreviatura del término wakashudō (若衆道), que podemos traducir como “El camino del joven hombre” o mejor dicho, “La vía del joven hombre”. En la pareja, el de mayor edad era conocido como el nenja (念者) y el joven era conocido como wakashū (若衆). La práctica se llevó a cabo en alta estima, y fue alentada, especialmente dentro de la clase samurái. Se consideró que era beneficioso para la juventud, enseñándoles la virtud, la honestidad y el aprecio de la belleza.

Samurái

Tal vez te interese:

No te creerás cómo probaban sus nuevas katanas los samuráis
¿Por qué esta katana es capaz de desaparecer?

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro