Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Utsuro-bune, el OVNI y el encuentro en la tercera fase japonés del siglo XIX

29/06/16 | +Asia

Japón es uno de los países en el que los avistamientos de OVNIs están a la orden del día. Hace menos de un año se visualizaban 10 extrañas esferas flotantes en los cielos de Osaka que inundaron los medios informativos. Pero el fenómeno OVNI no data de fechas tan recientes, pues a principios del siglo XIX ya se documentó la visualización de un extraño objeto, es más, se contactó con el ser que en él había.

Utsuro-bune (うつろ舟), conocido también por el nombre de Utsuro-fune y Urobune, es un objeto desconocido que llegó a la orilla en 1803 en la provincia de Hitachi en la costa oriental de Japón. Este objeto se documentó en 3 textos de la época: ‘Toen shosetsu’ (1825), ‘Hyōryū kishu’ (1835) y ‘Ume-no-chiri’ (1844). La descripciones en los tres textos del suceso tienen muchas similitudes, por lo que parecen tener el mismo origen histórico. ‘Toen shosetsu’ contiene la versión más detallada.

OVNI Osaka

Historiadores, etnólogo y físicos, como Kazuo Tanaka y Yanagita Kunio, han evaluado e investigado la leyenda y la enfocan como parte de una tradición del folclore japonés. Sin embargo, algunos ufólogos han afirmado que la historia representa evidencias de un encuentro en la tercera fase.

El encuentro tuvo lugar en el invierno de 1803, cuando unos pescadores locales encontraron una embarcación flotante en la costa que baña el Océano Pacífico, en la prefectura de Ibaraki. La descripción del objeto revela un “bote” redondo, chapado de hierro y vidrio, y que posee alguna ventana. Estas ventanas estarían diseñadas de alguna forma geométrica extraña. Tenía entre 5 y 10 metros de ancho. De esta forma, podríamos estar también ante un OSNI (objeto sumergible no identificado).

Utsuro-bune

Los pescadores, al abrir la nave, se encontraron con una mujer en el interior. La mujer fue descrita como una mujer de raza blanca, sin embargo, esta mujer hablaba un idioma que nadie podía entender, y del mismo modo, ella no podía entender a los pescadores locales. Según la descripción de los documentos escritos, vestía una ropa nunca antes vista y poseía una extensión de pelo largo de color blanco. También llevaba consigo una caja de la que no se separó, y no permitió que nadie mirase dentro.

Con la comunicación en un punto muerto, lo extraño de la situación y, si contamos que eran otros tiempos, todos los lugareños decidieron que la mejor opción era dar la espalda al problema y devolver el objeto al océano de donde vino. Esto fue lo que hicieron y, junto al objeto, la mujer también fue devuelta al mar. Nunca se supo más ni del objeto ni de la mujer. Sin duda, los antiguos japoneses sabían cómo hacer frente a una situación compleja de manera eficiente… ¿no te parece?

Utsuro-bune

Realmente no está nada claro qué es lo que ocurrió exactamente allí, aunque hay personas que creen que era tecnología de la época de alguna nación influyente que, al llegar a una pequeña aldea de un Japón todavía “cerrado” e incomunicado, no supieron identificarla. Pero la combinación de ropas extrañas, lenguaje, símbolos y el extraño barco, llevan a muchos a imaginar un encuentro extraterrestre. Sumado a estos hechos, todas las ilustraciones del objeto, teniendo en cuenta que no está dibujado a escala, se asemejan al clásico platillo volante.

Es difícil decir si el encuentro con el Utsuro-bune fue un incidente internacional, incidente interestelar o simplemente un refrito moderno de un viejo cuento popular japonés. ¿Tú qué crees?

Encuentra más noticias de:

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro