Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Una youtuber besa y acosa a hombres al azar en plena calle

27/01/17 | +Asia

El mundo de los youtubers, aunque en la red ya lleva muchos años creciendo y conociéndose, ha entrado recientemente en una especie de espiral negativa que, para nada, es representativa de la mayoría de integrantes de este colectivo. Grabar partidas, ofrecer opiniones y críticas, vídeos cómicos y divertidos… existen muchos tipos de contenidos en los servicios y redes sociales centradas en vídeos o en directos. 

Muchos de estos creadores de contenidos son respetuosos y conscientes de la importancia de mostrar una imagen con un mínimo de respeto y coherencia. Pero noticias como el “caranchoa” de Mr. Gran Bomba, o el reciente caso del youtuber llamado Reset que ofreció galletas rellenas de pasta de dientes a un sin techo en Barcelona, han empañado y nublado la imagen que los creadores de vídeos tienen de cara a un público generalista.

En definitiva, la moraleja de este tipo de noticias es que no todo lo que se piensa es apto para crear un vídeo, que las consecuencias de los actos que se realizan al grabar un vídeo deben ser consideradas antes de hacerlo, y que no se debe crecer en el canal a cualquier costa. Sin embargo, no todos los tienen claro, y un buen ejemplo es lo que le ha sucedido recientemente a la actriz y youtuber Leela Rose.

Leela Rose - YouTube
Leela Rose – YouTube

Esta chica occidental vive en Japón, y es consciente de los muchos rumores que se cuentan sobre los habitantes del país en otros lugares. Por ello, se propuso demostrar que las mujeres occidentales como ella pueden encontrar atractivos a los hombres asiáticos, que podían ser perfectamente utilizados por Hollywood como iconos sexuales en sus películas, y que no son tan tímidos o “paraditos” como la gran mayoría de occidentales piensan. Las intenciones eran buenas, pero probablemente el resultado y la ejecución fueron todo lo contrario.

Ni corta ni perezosa Leela Rose salió a las calles de Tokio, cámara en mano, para abalanzarse y besar a algunos hombres con los que se encontraba -especialmente chicos jóvenes-. Obviamente esto puede ser tomado como una forma de acoso -imaginaos que esto sucediera al revés-, así que las redes no tardaron en criticar a la youtuber. Ante las críticas, Leela Rose aseguró que todos los hombres que besa eran conocidos de ella, y que habían pactado el beso. Sin embargo, el vídeo parece demostrar todo lo contrario, y las reacciones y caras de sorpresa de los hombres no parecen demostrar que sabían lo que iba a suceder; al menos que sean los mejores actores que hayamos visto. Además, ella empieza el vídeo comentando “besé a hombres japoneses al azar en las calles“.

Independientemente de si este vídeo puede ser considerado un ejemplo de acoso sexual, y si los hombres estaban advertidos previamente, el “experimento social” -así lo llamó Leela Rose- y la reivindicación para el hombre asiático salió extremadamente mal. “Sólo quería probar que los hombres asiáticos podían ser retratados como personas muy atractivas”, aseguró la youtuber, pero las redes le hicieron ver que su vídeo parecía enviar el mensaje que todos los hombres asiáticos se estaban muriendo por ser besado por una mujer occidental.

Además, al “forzar” a los hombres -lo cual es normal porque los pilla completamente por sorpresa-, a alguno incluso se le tira encima literalmente, el vídeo refuerza el estereotipo de que los asiáticos son pasivos y débiles, provocando justamente el resultado contrario que quería conseguir. Aunque su intención era mostrar a los hombres japoneses como personas atractivas, las críticas a la youtuber no dejaron de surgir por parte de las redes y de foros sobre Japón, ya que la forma de hacerlo no fue la correcta y se queda únicamente en la superficie, sin profundizar en la parte más importante, que es lo cultural y tradicional.

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro