Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Una mujer es obligada a ejercer la prostitución tras ser manipulada mentalmente

27/01/17 | +Asia

En ocasiones la gente acude a otras personas en busca de consejos y experiencia, para resolver ciertos problemas. Cuando son problemas de tipo personal, lo natural es acudir a amigos y familiares en busca de consejo, pero cuando el problema es de tipo mental o médico, lo más común es buscar la opinión y el consejo profesional de un psicólogo. Esto es, a día de hoy, algo realmente común y probablemente útil.

Sin embargo, es mucho menos habitual recurrir a adivinos en busca de consejo o, quien sabe, adivinación del futuro; al menos para la mayor parte de la sociedad. Cuando recurres a un adivino, que no tiene ningún tipo de titulación, únicamente nos podemos fiar de su palabra si realmente crees en lo que te está diciendo. El resultado puede ser simplemente una pérdida de tiempo o, por el contrario, puede incluso ser negativo para el cliente, y esto es lo que ha pasado recientemente en Japón.

Una adivina o clarividente japonesa ha sido obligada a pagar recientemente, tras una sentencia, una gran cantidad de dinero a una de sus clientas por manipularla mentalmente. El Tribunal del Distrito de Tokio dictaminó que la adivina, de la que no se ha conocido su nombre, debe pagar a la víctima 640.000 libras, cerca de 1 millón de euros, por forzar mentalmente a su clienta a ejercer la prostitución.

Bola de cristal - Flickr

¿Puede una persona manipular a otra y forzarla a ejercer la prostitución? Por lo que se ve, la adivina había conseguido que su clienta “se rindiese”, y tal fue su poder que terminó influenciándola de la forma más incomprensible posible. Sotaro Tomuro, juez del caso, dictaminó que la vidente le había “lavado el cerebro” a su cliente, haciéndole creer que le debía dinero, y luego la obligó a pagar la deuda convirtiéndola en trabajadora sexual.

La adivina llegó a manipularla de tal forma que, según la investigación, logró que la víctima se mudase a un apartamento que poseía en 2011, y le ordenó que pagara el alquiler y otros gastos a través de la prostitución. Esta situación se prolongó en el tiempo por un periodo aproximado de dos años, hasta 2013. La víctima había conocido a la adivina en 2008 por teléfono -para solucionar su divorcio-, y reconoce que llegó a ser totalmente dependiente de sus consejos, influenciando gran parte de sus decisiones.

La adivina le aseguró durante este tiempo que sus consejos eran los apropiados, y que ella no podía apreciarlos ya que su mente había sido dañada por la marihuana que había consumido de joven. También le decía que, si hacía todo lo que le dijera, tendría una relación con el hombre que le gustaba. La víctima, en ese tiempo, le dio a la adivina unos 100 millones de yenes ganados con la prostitución.

Bola de cristal - Flickr

Tras denunciarlo, los abogados de la víctima solicitaron una compensación económica de 100 millones de yenes, las 640.000 libras, pues además de manipularla para que ejerciera la prostitución, en muchas ocasiones la adivina sólo le permitía vivir con alrededor de 1 euro al día.

Desde luego lo mejor es, cuando uno tiene problemas o busca consejo, ponerse en manos de profesionales titulados, que saben perfectamente cuáles deben ser los pasos a seguir para salir de cualquier bache.

Quizás te interese:
Espectacular vídeo: tres SWAT colgados de un edificio se pelean con un hombre armado
Salchichas que brillan en la oscuridad, un misterio que desconcierta a los científicos

Comentarios

También te recomendamos