Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Un hombre es detenido por publicar rumores falsos por Twitter durante el terremoto de Kumamoto

22/07/16 | +Asia

El último gran desastre natural sufrido en Japón ha sido el terremoto de Kumamoto, que en realidad fueron una serie de seísmo que afectaron principalmente a la Prefectura de Kumamoto, en la isla de Kyūshū. El primero de ellos “golpeó” la zona el 14 de abril de 2016 con una magnitud de 6.2 en la escala sismológica, dejando nueve muertos y centenares de heridos. El segundo terremoto de 6.0 en la escala sacudió Japón el 15 de abril, provocando más daños estructurales. Sin embargo, ambos eran terremotos precursores del seísmo ocurrido el 16 de abril, que llegó a alcanzar la magnitud 7,0 en la escala sismológica de magnitud de momento (MW) y en la escala sismológica de Richter. Este último terremoto provocó el fallecimiento de otras 32 personas y, nuevamente, cientos de heridos.

La historia de Japón con los grandes terremotos y desastres naturales derivados de los mismos es larga y, debido a su situación geográfica, seguirá acompañándoles y aumentando. Sin embargo, y aunque sean una civilización acostumbrada a convivir con ello, es cierto que no están para bromas cuando se trata de un seísmo que ha causado la muerte de ciudadanos – el terremoto y tsunami de Japón de 2011 siguen aún muy presentes…

Por ello, no sorprende que la policía detuviese recientemente a un hombre de 20 años en la Prefectura de Kanagawa por difundir falsos rumores durante el primer terremoto de Kumamoto, el pasado 14 de abril, por medio de las redes sociales. El joven publicó la imagen nocturna de un león caminando por una calle y aseguró que había sido tomada en Kumamoto: “El terremoto provocó que un león se escapase del zoológico cerca de mi casa en Kumomoto”. Se trataría de la primera vez, según la televisión japonesa, que alguien es detenido en el país por obstrucción de actividades mediante la difusión de falsos rumores. Al parecer, pudieron verse afectados el Zoológico de Kumamoto y el Jardín Botánico, quienes habrían recibido más de 100 llamadas telefónicas debido a la supuesta fuga.

La escena, en realidad, había sido tomada en la filmación de una película en Sudáfrica.

Formulario de registro