Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Tres políticos japoneses experimentan las dificultades de las mujeres embarazadas

30/09/16 | +Asia

Sin duda muchas veces hemos escuchado hablar de las dificultades que experimentan muchas mujeres cuando están embarazadas, sin embargo, probablemente nunca sepamos cómo de complicada es su vida durante los meses de embarazo, en el caso de los hombres o de las mujeres que por el momento no han pasado por este proceso. Por suerte, en nuestra sociedad, cada vez más los hombres ayudan a sus parejas a pasar este proceso y a cuidar posteriormente de los niños. En Japón es un tanto diferente, y de hecho las familias siguen siendo bastante tradicionales, provocando que muchas de las mujeres abandonen sus carreras profesionales para dedicarse al cuidado de sus hijos y familia en general.

Según datos del Programa Internacional de Estudios Sociales (ISSP), los maridos japoneses son algunos de los que menos ayudan en las tareas domésticas, el cuidado de sus hijos, etc. En áreas como Kyushu y Yamaguchi, de hecho, los datos llegan al extremo de que las mujeres hacen siete veces más trabajo que sus maridos o parejas, en relación a las tareas del hogar. Debido a estos datos, se ha creado la campaña “Kyushu / Yamaguchi Work-Life Balance”, que intenta provocar que las parejas de dichos territorio hagan una vida familiar y profesional más compatible entre ambos padres, además de potenciar lugares de trabajo que sean más comprensivos y flexibles.

Kyushu / Yamaguchi Work-Life Balance

¿Cuál es la mejor manera de conseguir que la gente preste atención a la campaña y se conciencie de las dificultades de las embarazadas? La respuesta es implicando a los principales representantes de los ciudadanos, los políticos. Los gobernadores de las prefecturas de Saga, Miyazaki y Yamaguchi, se han puesto en el papel de una mujer embarazada colocándose unas chaquetas de alrededor de 7.3 kg, simulando un embarazo de 7 meses de gestación. Estos dirigentes políticos debían llevar el aplique en todas sus labores cotidianas: trabajo, ir de compras, lavar la ropa, lavar los platos, etc. Su objetivo era tratar de entender, aunque sea un poco más, qué grado de dificultad experimentan las embarazadas.

Un vídeo reciente ha captado algunos de los momentos del día de estos dirigentes políticos, dejando ver algunas de las dificultades experimentadas. Además de tener un estómago más grande y pesado, su campo de visión se redujo, lo que hizo problemático algo tan simple como subir y bajar las escaleras. Cosas tan simples como ponerse los calcetines o entrar en los coches, demostraron ser acciones más complicadas de lo pensado.

Encuentra más noticias de:

Formulario de registro