Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

¿Te has quemado con el sol? Alivia la inflamación en segundos con este remedio

11/08/17 | +Asia

Aunque todos queremos “coger” un poco de color en la playa este verano, debemos hacerlo poco a poco, sin olvidarnos de proteger nuestra piel. La piel utiliza la luz solar para ayudar a fabricar vitamina D, que es importante para nuestro cuerpo. Dentro de la capa epidérmica de la piel hay células que contienen melanina, que protege nuestro cuerpo de los rayos del sol. El bronceado se produce porque la exposición a la luz solar hace que la piel produzca más melanina y se oscurezca.

La exposición al sol sin protección provoca daños que se acumulan, es decir, el exceso de luz solar queda registrado sobre la piel y con el tiempo puede provocarnos efectos negativos además de la quemadura inicial. Las personas que tienen poca melanina, que suelen ser las que se queman con facilidad, deben protegerse adecuadamente. Una sombrilla o cremas de protección altas son perfectas para esta tarea.

Playa

Algunos efectos nocivos de una exposición prolongada al sol son:
Quemadura: Los rayos UVA y UVB del sol pueden producir quemaduras solares. Aparecen poco después de la exposición prolongada y pueden durar hasta 1 semana.
Daño en las células langerhans: Las células langerhans son un tipo específico de glóbulo blanco. Son las encargadas de prevenir las infecciones de nuestra piel, por lo que al dañarse, podemos contraer algún tipo de infección, como el herpes.
Envejecimiento: Los efectos producidos por la radiación solar es acumulativa. Es decir, la zona afectada guarda en su memoria la quemadura aunque esta se haya curado. Esto, a la larga, puede provocar arrugas, manchas o queratosis.
Cáncer: Los rayos UVA y UVB del sol son capaces de producir mutaciones en el ADN de las células que componen la epidermis, impidiendo así su reparación. Esto puede iniciar un proceso de carcinogénesis o formación de un cáncer.

Playa

Pero si ya te has quemado, ¿qué puedes hacer para aliviar los síntomas? Aunque tomemos muchas precauciones, las personas que tienen la piel muy blanca pueden terminar el día con alguna que otra quemadura. Hay varios métodos para tratar estas zonas. Uno de los más utilizados es una crema de aloe vera. Sin embargo, en Japón cuando el cuerpo duele tras una quemadura, se recomienda un baño de té. Este es uno de los remedios caseros que mejor le sentarán a nuestra piel quemada, y que además nos ayudará a aliviar el dolor, es el té. Aplicar con unas gasas un poco de té frío en la zona afectada nos aliviará el dolor y ayudará a la recuperación de la piel.

Consigue tres bolsas de té negro para cada aplicación. Puedes repetir el proceso varias veces al día. Lo primero que has de hacer es llenar un recipiente con agua tibia del grifo. Remoja las tres bolsas de té negro en ella hasta que el agua se coloree. Déjalo enfriar y colócalo en la nevera o añádele hielo. Una vez esté frío, remoja un trapo o gasas en el té y aplícalo sobre la zona afectada. No frotes, tan solo deja caer la gasa en la quemadura y da pequeños toques.

Playa

El té negro posee ácido tánico, el cual ayuda a extraer el calor y el ardor de las quemaduras. El ácido tánico es compuesto de glucosa y ácidos fenólicos, al que se le atribuyen propiedades antioxidantes (retarda y previene la oxidación de otras molécula) y astringentes (retraen los tejidos y pueden producir una acción cicatrizante, antiinflamatoria y antihemorrágica).

Tal vez te interese:
– Las mujeres japonesas confiesan qué harían si fueran hombres durante un día
– ¿Crees que tienes un talento oculto? Descúbrelo con este test
– La forma en la que te cruzas de brazos revela tu personalidad

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro