Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

¿Te duele la espalda? Con este método podrás aliviar el dolor

15/09/17 | +Asia

Pocos dolores existen tan delicados como los surgidos en la zona de la espalda, pues nos molestan cuando hacemos cualquier tipo de actividad, por muy ligera que sea: sentarnos en el sofá a ver la televisión, dormir o, incluso, fregar la vajilla o planchar la ropa. Un dolor fuerte de espalda puede terminar, además de con la salud de una persona, con la paciencia de esta. Además, puede que ni “avise” de su llegada. Es probable que te acuestes perfectamente y a la mañana siguiente te despiertes con un gran dolor en la espalda, esto puede ser debido al cansancio acumulado del día anterior.

Si sufres un gran dolor de espalda, obviamente el primer consejo que os podemos dar es que pidáis cita con vuestro médico y que sea él quien os derive a un especialista u os realice más pruebas. Sin embargo, con este truco japonés que os enseñaremos hoy, podréis aliviar esos dolores. Aunque este truco es famoso como remedio casero en el país del sol naciente, esta técnica se utilizaba mucho hace años en todo el planeta. Estamos ante un nuevo urawaza japonés.

Espalda

¿Qué es un urawaza? Seguro que este término te es desconocido, aunque en España tenemos un símil. Podemos denominarlos como “trucos secretos” o algo así como los “remedios de la abuela” del país nipón. Son técnicas que optimizan una actividad cotidiana. En Japón los urawaza han sido compartidos por el boca a boca y se transmite de generación en generación. Entre los urawaza más comunes está el de aliviar el dolor de espalda tras unos minutos.

En muchas ocasiones, estos urawaza utilizan objetos o productos para resolver nuestros problemas diarios, que en un principio no están pensados para dicha acción. En esta ocasión este urawaza nos enseña a utilizar varios productos cotidianos, que no han sido pensados para tal uso, con el fin de aliviar nuestro dolor de espalda. Los productos que utilizaremos en esta ocasión son: harina de trigo, mostaza en polvo, agua y una toalla.

Espalda

Aunque por lo general, cuando pensamos en mostaza se nos viene a la cabeza una especia de sabor picante perfecta para acompañar en forma de salsa algunas comidas, este producto tiene muchas más utilidades. Una de estas utilidades son los cataplasmas o emplastos hechos con polvo de mostaza, que se utilizaban antiguamente para tratar, por ejemplo, catarros y otras afecciones pulmonares.

Tradicionalmente las cataplasmas se hacían con harina de lino, trigo u otros cereales ricos en fibra vegetal para aprovechar sus capacidades de absorción. Esta harina se mezclaba con agua caliente y el compuesto activo, entre los que se encontraba la mostaza. La pasta resultante se aplicaba en contacto con la herida y luego se cubría con una especie de vendar. Otra forma de cataplasma son las máscaras de arcilla o barro en los tratamientos de belleza.

Mostaza

Vamos a realizar nuestro propio cataplasma casero. Mezcla dos porción de harina, la misma que utilizas para enharinar el pescado antes de freírlo, con una porción de harina de mostaza (mostaza en polvo). Amasa esta mezcla, añadiéndole agua caliente, hasta obtener una pasta fina. Extienda la masa en una toalla y cubre la espalda. El lado de la toalla cubierto con la mostaza tendrá que estar en el exterior. La mostaza puede causar ligeras irritaciones en la piel, aumentando la circulación sanguínea y provocando una sensación de calor. Como hemos comentado, la mostaza irrita las capas superiores de la piel, por lo que deberemos comprobar cada dos o tres minutos si estamos sufriendo una exposición a este producto. Es importante que no entre en contacto con la piel.

Tal vez te interese:
– El sencillo truco para doblar camisetas con una caja de cartón
– ¿No​ ​tienes​ ​abridor?​ ​16​ ​formas​ ​de​ ​abrir​ ​una​ ​botella​ ​sin​ ​él
– ¿Te afecta el cambio de tiempo? Tu dolor de garganta tiene fácil solución

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro