Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

¿Te cuesta ir al baño? Descubre el truco de los samuráis para defecar mejor

21/04/17 | +Asia

El estreñimiento es una condición que consiste en la falta de movimiento de los intestino, que provoca que no vayamos de forma regular al baño. La frecuencia de defecación de las personas no es algo idéntico, puede variar desde un par de veces al día, a tan solo 3 veces a la semana. Sin embargo, esto puede considerarse un trastorno si altera nuestra vida cotidiana.

Aunque en tema de defecación cada persona es un mundo, una persona saludable puede ir al baño sin problemas un mínimo de dos veces al día. Esto no es una fórmula exacta, pues también varía por los alimentos que ingerimos, así como del agua o el ejercicio que hagamos durante toda la jornada. El estreñimiento no es una enfermedad, sino un síntoma de varias causas. Cualquier persona puede padecerlo y por lo general son casos que duran poco tiempo. Pero… ¿cómo podemos defecar mejor?

¿Conoces a Uesugi Kenshin? Uesugi fue un daimyō -soberanos feudales más poderoso desde el siglo X al siglo XIX en el país nipón- japonés que gobernaba en la antigua provincia de Echigo, que ahora forma parte de la prefectura de Niigata. Fue uno de los guerreros más poderosos de su época y es conocido por su pericia en el campo de batalla. Para muchos este guerrero era el avatar de la diosa Bishamonten, por lo que era conocido como “El dios de la guerra“.

Samurái

Pero igual que su vida, su muerte fue muy famoso, y gracias a ella los antiguos samuráis perfeccionaron el “arte” de ir al baño. Aunque las causas de su muerte no han sido confirmadas, una de las teorías más aceptadas es la de que bebía en exceso y cáncer de estómago pusieron fin a la leyenda de este japones. Sin embargo, algunas otras fuentes aseguran que un ninja escondido en el área, lo acuchilló mientras se encontraba defecando.

Esta sonada muerte hizo que los samuráis renovaran la forma en la que iban al baño. Este método se enseñó generación tras generación, y servía tanto para defecar rápidamente como para estar “en guardia” por si el enemigo atacaba. Lo primero que hacía un samurái cuando iba al retrete nada más sentarse era desnudar completamente la pierna derecha. De esta forma tendría movilidad total con las dos piernas en caso de ataque.

En segundo lugar se tenía muy en cuenta la postura, que es lo que a nosotros nos interesa. Al sentarse el guerrero, y librar su pierna derecha de las ataduras de una vestimenta, la cruzaba por encima de la otra, haciendo descansar el tobillo sobre la rodilla de la pierna izquierda. Una vez hecho esto, colocaba una mano en cada rodilla y luego enderezaban la espalda. Supuestamente esto alinea los intestinos y hace que defeques más fácilmente.

Samurái

El principal inconveniente es que los retretes que todos tenemos en casa están pensados para que nos sentemos con las dos piernas hacia delante. Otro de los problemas que tendremos cuando hagamos esta técnica es que puede resultar incómoda, debido a que en muchas ocasiones la altura del retrete no es la adecuada.

Tal vez te interese:
¿No aguantas el calor del verano? Refréscate con estos sencillos trucos
¿Duermes mal y tienes malestar? El truco del Feng Fu es tu solución
Descubre cómo perder peso rápidamente consumiendo agua

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro