Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Sufre grandes quemaduras en un quirófano tras expulsar una flatulencia

3/11/16 | +Asia

Si expulsamos una flatulencia -comúnmente conocido como tirarse un pedo- de forma pública, especialmente en lugares cerrados como un ascensor, sin duda es una falta grande de respeto, aunque por el momento en España no está prohibido, como sí lo está en una isla de Japón. Sin embargo, si expulsamos una ventosidad en un quirófano, lejos de provocar simplemente una reacción negativa de quienes están alrededor, podríamos incluso provocar un incendio.

A estas conclusiones llegó una investigación del Hospital Universitario de Tokio, situado en Shinjuku, después de que el pasado mes de abril una de sus pacientes sufriese grandes quemaduras causadas por un incendio cuando se encontraba en el quirófano. La causa del incendio fue una flatulencia producida por la propia paciente. La mujer, anestesiada, soltó su ventosidad cuando los médicos acercaron un láser al cuello del útero, actuando el gas como combustible. La llamarada encendió, además, la sábana de la mesa de operaciones, provocando quemaduras en piernas y cadera de la paciente de 30 años.

quirófano

La anestesia, en muchas ocasiones, provoca que los pacientes suelten flatulencias durante las operaciones, algo a lo que los médicos están muy acostumbrados. Generalmente en los quirófanos no hay material inflamable, pero en esta ocasión el gas actuó con el láser médico.

Encuentra más noticias de:

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro