Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Sobrevivió a dos bombas atómicas; la increíble historia de Tsutomu Yamaguchi

12/04/17 | +Asia

El 6 de agosto de 1945, un dispositivo llamado “Little Boy” paralizó el mundo, y para muchos fue el comienzo del fin del mundo. Tres días más tarde con “Fat Man“, el 9 de agosto de 1945, volvería a ocurrir de nuevo. Por si aún no te has dado cuenta, “Little Boy” y “Fat Man” eran los nombres en clave de las dos bombas atómicas que Estados Unidos lanzó sobre Hiroshima y Nagasaki, respectivamente. Las dos primeras y últimas bombas de este tipo lanzadas sobre población y usadas en combate.

Se estima que “Little Boy” mató a 166.000 personas en Hiroshima y “Fat Man” hizo lo mismo con 80.000 japoneses en Nagasaki. Esto hace un total de 246.000 muertes, de las cuales, la mitad fallecieron los días de los bombardeos. Del 15% al 20% de los fallecidos murieron por lesiones o enfermedades atribuidas al envenenamiento por radiación. Desde entonces, los efectos de la radiación también han provocado fallecidos de leucemia y distintos cánceres. En ambas ciudades, casi la totalidad de los fallecidos eran civiles.

Tsutomu Yamaguchi / Jiemian

Una de las historias más conocidas relacionadas con este suceso tiene que ver con un hombre japonés llamado Tsutomu Yamaguchi. Tsutomu fue un ingeniero testigo y víctima superviviente de la explosión que causó “Little Boy”, pero 3 días después también fue golpeado por detonación de “Fat Man”. Tsutomu Yamaguchi es oficialmente el único hombre que ha sobrevivido a las dos bombas nucleares, lanzadas por Estados Unidos sobre Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945.

Yamaguchi, ingeniero de profesión, se encontraba en Hiroshima de viaje de negocios el 6 de agosto de 1945. Vio un B-29 lanzar un pequeño -por la distancia- objeto con un paracaídas. De repente un destello de luz cubrió el cielo. Se ocultó rápidamente en un zanja, antes de escuchar una explosión ensordecedora. La onda expansiva lo arrastró por el aire hacia un campo cercano, en donde perdió la consciencia. Cuando volvió en sí, a pesar de las graves quemaduras en brazos y cara, se dirigió con dos colegas a una estación de tren que se encontraba operativa. El 8 de agosto regresó con su esposa e hijo, en su ciudad natal, Nagasaki. Esta explosión se produjo a tres kilómetros de donde él se encontraba.

Explosión Nuclear / Jiemian
Explosión Nuclear / Jiemian

Yamaguchi, después de tratarse en un hospital, se dirigió a su lugar de trabajo e intentó explicar a sus compañeros la potencia del dispositivo que cayó sobre Hiroshima. De pronto ocurrió lo impensable. A través de las ventanas del edificio en el que se encontraba volvió a contemplar el cegador destello blanco. Rápidamente se arrojó al suelo. La onda expansiva le arrancó las vendas que tenía en sus brazos y cara, sin embargo, consiguió sobrevivir de nuevo. Corrió hasta casa para averiguar si su familia había sobrevivido. Por suerte, su mujer e hijo se habían alejado del lugar de la explosión buscando un ungüento para las quemaduras de Yamaguchi, lo que les permitió encontrar refugio.

Después de una doble exposición a las bombas, estuvo a punto de morir en los meses siguientes debido a los efectos de la radiación. Tsutomu Yamaguchi sobrevivió milagrosamente, tuvo dos hijos más y nunca sufrió ningún problema de salud importante después de su recuperación. Aunque figuraba en la lista de los hibakusha -término japonés que significa “persona bombardeada” y con el que se designa a los supervivientes de los bombardeos nucleares-, no fue hasta 2009 cuando el gobierno japonés reconoció a Yamaguchi como la única persona en haber sobrevivido a ambos acontecimientos. Existen otros casos no reconocidos por el gobierno.

Tal vez te interese:
– Jumonji giri, el terrible castigo japonés más cruel que el harakiri
– La apuesta real más macabra: matar a 100 hombres usando una espada
– Cai Lun, ¿el inventor del producto más usado de la historia?

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro