Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

¿Se puede vivir 256 años? Li Ching-Yuen, el inmortal chino

4/08/17 | +Asia

Existe un mito muy famoso que ha sido la base de muchas películas fantásticas del cine o la televisión. Estamos hablando de la fuente de la juventud, símbolo de la inmortalidad y una legendaria fuente que, supuesta mente, cura y devuelve la juventud a quien quiera que beba de sus aguas o se bañe en ellas. Y es que la vejez es una de las etapas de la vida que siempre se ha querido eliminar; sin embargo, de momento nadie ha conseguido “vivir para siempre” de forma física.

Son muchos las personas que han logrado vivir más de un centenar de años y, aunque esto no es lo habitual, día tras día la esperanza de vida se incrementa. Oficialmente, la persona que ha conseguido vivir más años fue Jeanne Calment, francesa que alcanzó los 122 años de edad y 164 días. Sin embargo, en China hay una especie de “mito” que habla de una persona que fue capaz de vivir 256 años; y documentación no falta para afirmar dicha historia.

La muerte

La persona real a la que nos referimos fue Li Ching-Yuen (‘Lǐ Qīngyún’, ‘李清云’, ‘李清雲’), un herborista chino nacido en Sichuan, provincia del suroeste de la República Popular China. Este maestro de artes marciales afirmó nacer en 1736, mientras que los registros fechan su nacimiento en 1677. Si contamos con que murió el 6 de mayo de 1933, y esta fecha sí es segura, Li finó con 197 años. Sin embargo, si hacemos caso a los documentos de la época, que fechan el nacimiento en 1677, murió con 256 años. En cualquiera de los dos casos la cifra es espectacular, superando con creces a Jeanne Calment.

¿Cuál es la razón de su longevidad?

Li Ching-Yun murió siendo un experto herborista. Los rumores afirman que pasó mucho tiempo en las montañas del Tíbet, en donde recolectó muchas hierbas y plantas medicinales. Llevaba una dieta basada prácticamente en estas y más hierbas, arroz, y vino de este cereal. Consumía gingseng y centella asiática, una planta poco conocida que, sin embargo, contiene unas semillas con un poderoso alcaloide con efectos rejuvenecedores.

Li Ching-Yuen

En 1927 el general Yang Sen lo invitó a su residencia en Wan Xian, en donde se tomó la imagen que se muestra arriba. En 1928 la historia de Li comenzaba a ser conocida, y el periódico New York Times afirmaba en un artículo haber entrevistado a varios ancianos del pueblo de Li. Estos cantaron a los periodistas que sus abuelo ya había conocido a Li cuando eran pequeños, y que este ya era un hombre adulto por aquel entonces. En 1930 un profesor de la Universidad de Chengdú encontró documentos imperiales del Gobierno Chino felicitando a Li Ching-Yuen por su 150 cumpleaños y posterior 200 cumpleaños.

Pero, cómo nadie vive para siempre, la hora de Li llegó en 1933. Se dijo que murió de causas naturales, aunque amigos del herborista aseguraron que, poco antes de morir, Li les dijo que había hecho todo lo que tenía que hacer en este mundo, y que ahora se iría a descansar.

Tal vez te interese:
– ¿Por qué en Japón muchos edificios tienen muertos en sus cimientos?
– Saigō Takamori, el último samurái real que inspiró la película
– El famoso reloj de la familia Mikamo, el símbolo del infierno en la Tierra

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro