Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

¿Sabes cocinar los Mitarashi Dango? Te enseñamos

18/04/16 | +Asia

Hoy aprenderemos a cocinar una de las múltiples variedades de dango que se pueden encontrar en Japón, y uno de los más famosos dumpling del país nipón. Nuevamente estamos ante una comida realizada con harina de arroz y, aunque no son los mochi, tienen cierto parecido en su elaboración.

Hay más de 10 variedades de dango (団子) en Japón y, aunque se suelen comer todo el año, en el país nipón cada variedad suele consumirse en una cierta temporada: Hanami dango, Tako dango, Chadango, Bocchan dango, Kushi dango, etc. Probablemente los más conocidos fuera de Japón son el Mitarashi dango y el Hanami dango. Hoy realizaremos el primero de ellos, conocido por un color amarronado que le da un sirope hecho con salsa de soja, azúcar y almidón.

Mitarashi Dango

El Mitarashi dango (みたらし団子) suele servirse ensartado en un palillo con 3 o 5 unidades y su procedencia es de la zona de Shimogamo, en Kyoto. Se venden en las tiendas japonesas, pero estas versiones comerciales son más dulces que el Mitarashi dango tradicional, pues los productos conservantes para que dure más lo endulzan más. vamos con la receta:

Ingredientes

150 gramos de harina de arroz
40g de azúcar
120 ml de agua
2 cucharadas de salsa de soja
1 Cucharada de maicena o almidón de patata
2 cucharadas de azúcar moreno

Elaboración

Lo primero que tenemos que hacer es mezclar en un recipiente la harina y el azúcar, y luego ve vertiendo poco a poco el agua caliente mientras remueves. Es muy fácil crear grumos con la harina de arroz, así que sé paciente y remueve bien. Poco a poco iremos consiguiendo una pasta que se podrá amasar con las manos.

Mitarashi Dango

Una vez que tengamos bien amasada esta pasta de harina de arroz, realizaremos bolitas del tamaño de una nuez o del tamaño de una pelota de ping pong. Mójate las manos si te es más fácil. Se pueden hacer al vapor, pero lo más sencillo es hervirlas en una olla con agua unos 5 minutos, déjalas un poco cuando comiencen a flotar. Una vez pasado este tiempo, recógelas y escúrrelas bien, aunque previamente puedes meterlas unos minutos en agua fría para cortarles la cocción. Ya tenemos completas nuestras bolitas de harina de arroz y azúcar.
Ahora vamos con la salsa. Pon en una cacerola a hervir la salsa de soja, las dos cucharadas de azúcar (moreno mejor), unas cucharadas de agua y, si tienes, unas pocas cucharadas de mirin (esto no es obligatorio, pero aumentará el sabor original). Una vez disuelto el azúcar y con el fuego apagado, añadimos la cucharada de almidón de patata. Remueve hasta que la salsa sea espesa.

En este momento lo ideal es pasar las bolas de harina de arroz por el horno unos 2 o 3 minutos, lo justo para que se vuelvan a calentar. Ponlos en varitas, vierte la salsa caliente sobre ellos y disfruta en familia de esta comida japonesa.

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro