Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Quieren abrir un centro para que los padres abandonen a sus bebés

20/02/17 | +Asia

Un bebé, de forma general, es una de las mayores alegrías que puede surgir en una familia. Es sinónimo de alegría para sus padres, pero también para el resto de la familia, aunque evidentemente se abre una nueva etapa difícil para los padres, en donde deben hacer frente a una enorme responsabilidad durante las próximas décadas. Pero no siempre la llegada de un bebé es positiva para los padres y, en algunas ocasiones y por diversos motivos, deciden dar en adopción a los niños. Sin duda es algo terrible para los padres, pero en algunos casos es una opción más óptima, si se considera que la vida del niño será peor con su familia.

Para evitar casos peliagudos con los niños, Japón es probablemente uno de los pocos países que permiten abandonar, a los padres, sus retoños de forma completamente anónima, sin que por ello tengan alguna penalización por parte de las autoridades, deban completar cientos de papeles oficiales y, especialmente, garantizando la salud y la integridad de los bebés, la parte más débil de estas tristes historias. No es nada nuevo, ya que existe un centro para este fin desde hace algún tiempo, pero recientemente se ha confirmado la intención de abrir un segundo centro en la región de Kansai.

Bebé, niño

Se llaman “baby hatch” o “escotillas para bebés”, y se instalan en centros de maternidad. Aunque puedan parecer actos realmente duros, lo cierto es que su objetivo es garantizar la integridad del bebé, y que todo tipo de personas puedan dejar a su hijo en un lugar seguro. Los padres visitan el centro de maternidad y, de forma anónima, abren una escotilla y pueden dejar a los bebés en una gran incubadora instalada dentro del centro. Una alarma alerta a un grupo de enfermeras de que alguien ha dejado un bebé en la incubadora, y ellas u otros miembros del personal recogen al bebé de forma inmediata. Sin cámaras, sin preguntas, sin papeleos innecesarios para unos padres que, seguramente, hayan tenido que tomar la decisión más dura de sus vidas.

Por supuesto, no es una decisión irreversible. Los miembros del centro de maternidad cuidan a los bebés durante un tiempo, antes de que sean aptos para la adopción o hasta que los padres se arrepientan y reclamen la devolución de su hijo, en cuyo caso el anonimato obviamente desaparece. Una de estas “escotillas para bebés” se puso en marcha en un hospital de la Prefectura de Kumamoto en 2007, y ahora quieren abrir un segundo centro, siendo los únicos de todo el país del sol naciente.

Las escotillas para bebés podrían ser ilegales en ciertas condiciones

Un grupo cívico planea construir la segunda “escotilla para bebés” del país en un centro de maternidad de la región de Kansai -en el centro de Honshu-, más concretamente en el centro de maternidad Mana de Kobe. Este grupo es conocido como Konotori no Yurikago, y está compuesto por médicos y otros profesionales de la salud de la región de Kansai. Sin embargo, el objetivo podría tener un importante bache en su camino: el gobierno de la ciudad de Kobe dijo que la medida podría ser ilegal.

Bebé, niño

El gobierno asegura que dicha instalación podría violar la ley médica del país, por la que se rigen las actuaciones de todos los profesionales. Las prácticas médicas sólo pueden ser realizadas por médicos registrados y, al contrario que el centro situado en el hospital de Kumamoto, el centro de maternidad de Kobe no tiene actualmente ningún médico entre sus empleados. El gobierno de la ciudad, por tanto, instó al grupo a actuar con precaución y asegurándose de cumplir con la legislación vigente.

El objetivo del gobierno es que el centro y el grupo impulsor colaboren con centros médicos y centros de apoyo a las familias y a los niños. Shigeki Hitomi, uno de los responsables del grupo impulsor, asegura que los bebés serán atendidos por profesionales con experiencia, que han adquirido técnicas de reanimación. Quizás, la solución final es que se contemple la inclusión de una plantilla médica en el centro de maternidad Mana.

No está claro si un médico contratado en las instalaciones resolvería este problema, y la decisión ha sido cedida al Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar.

Quizás te interese:
Las misteriosas desapariciones de barcos hundidos en el fondo del mar
Experimento social: ¿aceptarías 100 euros de un desconocido por la calle?
El último grito en Japón: envolverse recreando el útero materno

Encuentra más noticias de:

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro