Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

¿Qué país está acabando con la población mundial de burros?

2/12/16 | +Asia

¿No es la pregunta más rara que habéis escuchado? Si no es la primera, seguro que está entre las primeras, ya que poco podían pensar que un solo país pudiera hacer peligrar la población de burros del mundo entero, teniendo en cuenta que la población mundial de burros se estima, en la actualidad, en 44 millones. Sin embargo, todo se vuelve más comprensible cuando conocemos que dicho país se trata de China, el más poblado del mundo y, actualmente, uno de los más influyentes.

Tras conocer al responsable, lo siguiente es saber por qué motivo el gigante asiático está importando grandes cantidades de burros -o carne de burro- que, en la actualidad, es un animal cuya población se ha reducido en gran medida. En China existe una población total de unos 6 millones de burros, pero no son suficientes, y por este motivo el país está comprando reservas de burros o asnos, principalmente en varios países de África, con el objetivo de hacerse con una especie de gelatina producida en la piel de este animal. Hace 20 años China tenía una población de 11 millones de burros, así que los números no son positivos para el país.

Este producto es uno de los ingredientes principales de uno de los remedios tradicionales más importantes de la cultura china, en donde la medicina tradicional y preventiva sigue ocupando un importante lugar en la sociedad. En este país existen establecimientos y centros hospitalarios basados, únicamente, en la medicina tradicional. Además, este remedio chino que se obtiene de la piel del burro, se usa para tratar todo tipo de enfermedades, desde simples catarros hasta el insomnio.

Burro/Flickr
Burro/Flickr

Su eficiencia al curar todo tipo de dolencias lo convierte en un producto muy demandado por la población, y debemos tener en cuenta que en China conviven nada menos que 1.339 millones de habitantes, por lo que las existencias del producto rápidamente se ven agotadas. Para mantener las existencias, China necesita importar la materia prima, fijándose principalmente en África. Sin embargo, pronto tendrán que mirar al resto de mercados para conseguir pieles y carnes de burros.

Algunos de los países exportadores, como Níger y Burkina Faso, ya han prohibido la exportación de Burros tras, prácticamente, agotar las existencias. Decenas de miles de burros han sido vendidos, cuando la población de este animal en dichos territorios es tremendamente limitada. Es cierto que en estos países el precio del burro aumentó y, por lo tanto, supuso un buen negocio para los vendedores, pero al mismo tiempo se estaban generando otros problemas económicos y medioambientales. El número de mataderos aumentó, y lo mismo hizo la cantidad de restos de animales sin control. También desequilibró la economía en torno a los asnos y a otros animales.

Muchos opinan que, si la tendencia sigue en esta línea, la población mundial de asnos quedará diezmada en muy poco tiempo. Por ello, muchos países ya están regulando las exportaciones de burros, algo que se hace esencial, pues el apetito voraz de China puede terminar con las existencias de un pequeño país de un producto concreto, debido a la escala de la demanda. Obviamente es un “pastel” muy goloso, pero la población de burros sufrirá las consecuencias en los próximos años. Además, se espera que la demanda se incremente en el futuro, a la vez que también se incremente la clase consumidora capaz de gastar dinero en productos de lujo.

Quizás te interese:
Tan grande como un toro: así es el pez de agua dulce más colosal
Descubre qué país está cambiando los perros policía por gansos

Encuentra más noticias de:

Formulario de registro