Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

¿Qué alimentos puedes comer en verano para tener menos calor?

6/07/17 | +Asia

No llevamos ni un mes de verano, y en algunas comunidades autónomas el sol no ha dado respiro a sus habitantes. El calor este año no ha tardado en llegar y, aunque según el Observatorio Astronómico Nacional el verano comenzó el 21 de junio a las 06:24, el calor llena en la península ibérica muchas más semanas. El verano es sinónimo de días más largos y noches más cortas; noches que se hacen insufribles y en las que nos cuesta coger el sueño debido al calor.

Calor, calor y más calor… esto es lo que nos espera los próximos meses. ¿Qué podemos hacer para refrescarnos estos meses? Seguro que ya conoces muchos trucos, cómo vestirse con colores claros, bajar las persianas, tomar helado, pulverizar agua… Y, si no, siempre podemos ir a la playa o piscina a tomarnos un refrescante baño. Pero seguro que tú también te has fijado en que hay días en los que, aunque el termómetro marque menos grados, tenemos más calor. Esto puede ser debido a diversas cosas, entre ellas, la comida que consumes.

Alimentos para el verano

Así es, la comida puede ser la culpable de que tu cuerpo esté a una temperatura más elevada, y esto puede repercutir en nuestro bienestar. Por ejemplo, si comemos uno o otro alimento a la cena, nuestra sensación de calor será desigual, por lo que puede facilitar que descansemos las horas necesarias o que pasemos una noche de sudor y desesperación. ¿Por qué pasa esto?

Un principio fundamental de las creencias y medicina china es que somos un microcosmos (cada uno de los seres humanos) del macrocosmos (naturaleza y universo). Los posibles desequilibrios que se producen en el macrocosmos pueden generar un desequilibrios en el microcosmos. Las estaciones están ligadas a los elementos ambientales: primavera = viento; verano = calor; invierno = frío… La influencia del medio ambiente es una de las causas del calor de nuestro cuerpo en los meses de verano.

Alimentos para el verano

Al igual que en el ambiente, el calor aumenta y seca la humedad que hay en nuestro cuerpo. Esto hace que busquemos fuentes de frío o de hidratación. La cara roja, ojos rojos o una lengua roja brillante, agotamiento, fiebre, irritabilidad, inquietud, insomnio, presión arterial alta, acné, erupción cutánea, sangrado nasal, estreñimiento, flema, dolor de cabeza, dificultad para respirar… son algunos de los signos de calor excesivo en nuestro cuerpo.

Podemos inclinar la balanza a nuestro favor y ganarle un pulso al calor del verano utilizando los conocimientos dietéticos. Algunos alimentos aumentan el calor en el cuerpo y otros reducen el calor. La carne roja y el pollo aumenta el calor en nuestros cuerpos independientemente de cómo se cocinen. Sin embargo, alimentos como el calabacín, el apio, los cítricos, los producto hechos con soja o el quelpo (alga marina), reducen el calor corporal. Además, si eres una persona que suele sufrir erupciones en la piel durante el verano, debes evitar tomar pollo, gambas, langosta, alimentos picantes o fritos, cacahuetes o alcohol. Prueba a realizar la cena con estos alimentos que te hemos comentado, evitando los que nos generan calor, y verás cómo pasas una noche más fresca y agradable.

Alimentos para el verano

Esto es lo que nos dice la medicina china, sin embargo, se sabe que cualquier alimento con gran cantidad de agua y bajo aporte calórico, como el melocotón, es bueno para reducir nuestra temperatura corporal. Otros ejemplos son la lechuga, el pepino, la sandía, etc.

Tal vez te interese:
– ¿Has dejado el coche al sol? Con este truco podrás enfriarlo en 5 segundos
– Evita el mal olor corporal que deja el calor con este truco
– Un ridículo mono mosquitera para protegerte de los insectos, el último invento japonés

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro