Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

¿Por qué los japoneses compran bolsas misteriosas en los primeros días de enero?

3/01/17 | +Asia

Se trata ya de una costumbre establecida y una de las muchas formas en la que los japoneses celebran la llegada del Año Nuevo, comprando bolsas misteriosas. Su precio puede variar dependiendo de las tiendas –las de Apple se hicieron muy famosas en todo el mundo-, pero siempre hay una máxima que se cumple, los consumidores nunca saben qué productos se encuentran en el interior de estas misteriosas bolsas, llamadas fukubukuro o bolsas de la suerte.

Bolsa de Donguri Kyowakoku - Rocketnews24
Bolsa de Donguri Kyowakoku – Rocketnews24

Las tiendas se “ponen las botas” con estas bolsas llenas de productos y los consumidores las compran siempre que pueden ya que, por norma general, todos los productos incluidos en el interior tienen más valor en conjunto, de lo que pagas por la bolsa. El descuento suele promediar hasta un 50% del valor normal. Esta costumbre comercial procede de la tienda Ginza Matsuya de Tokio, originaria de finales del periodo Meiji , aunque ahora todas han adaptado la acción comercial. Tradicionalmente era también una buena forma de que las tiendas se librasen de productos que, probablemente, habían pasado de moda y serían complicados de vender por separado.

Para muestra, un ejemplo… en esta ocasión os hablaremos de la bolsa misteriosa vendida en la tienda Donguri Kyowakoku, una de las más populares para los fans del manga y del anime, pues en esta tienda sólo se venden productos relacionados con Studio Ghibli. La bolsa de la suerte de este año cuesta unos 3.000 yenes, alrededor de 24 euros, e incluye todo tipo de merchandising del famoso estudio de animación.

Bolsa de Donguri Kyowakoku - Rocketnews24
Bolsa de Donguri Kyowakoku – Rocketnews24

Un archivador de tamaño A4, un llavero y una toalla roja de ‘Nicky, la aprendiz de bruja‘, una toalla azul de ‘Ponyo en el acantilado‘, un puzzle oficial de ‘Susurros del corazón‘, una fiambrera, un vaso de acero, una copa de plástico, y unos guantes de ‘Mi vecino Totoro’. Todo esto, como decíamos, por unos 24 euros, bastante por debajo del valor de mercado de dichos productos en conjunto. Pero esta es sólo un ejemplo, y cada comercio de un cierto tamaño incluye estos días, entre sus productos, sus propias bolsas de la suerte.

Imagen principal: Nesnad/Wikimedia

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro