Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Okiku, la terrorífica muñeca poseída por el espíritu de una niña

8/02/17 | +Asia

Las leyendas japonesas, los fantasmas y los objetos malditos forman parte de la cultura popular del país desde tiempos inmemoriales. Cuando una cultura tiene una larga tradición, y en el caso de Japón son miles y miles de años de historias sobre maldiciones, yokais y otros entes extraños, algunas leyendas se conservan durante cientos de años pasando de generación en generación, de boca en boca.

Nos gustan estas historias y, como fans de la cultura japonesa, conocer estas leyendas es conocer cómo viven y piensan las personas del país. Nos encanta conocer la terrible historia de por qué muchos japoneses no visitan la playa a partir de septiembre, temiendo ser víctimas de sus antepasados. También conocer leyendas como la del Nuribotoke, el monstruo del armario que aterroriza a los niños japoneses.

Pero las leyendas no siempre tienen cientos de años, y muchas de ellas son inventos más recientes que, de igual forma, nos ponen los pelos de punta. De hecho, en NoSoloManga habéis podido conocer los 5 mejores lugares de Japón para buscar fantasmas de forma profesional, para todos aquellos que busquéis turismo de aventuras -siempre con un mínimo de cuidado y sentido común-; y también hemos hablado de leyendas urbanas que actualmente asustan a muchos escolares y jóvenes nipones. Un ejemplo es la conocida como “habitación roja“, una terrorífica maldición japonesa que no querrás protagonizar.

Hoy nos toca hablar de una leyenda urbana relacionada con, probablemente, los objetos más terroríficos que podemos imaginar en una habitación, entre los juguetes de un niño o niña: una antigua muñeca. Si, como en nuestro caso, eres de los que huyen de las muñecas viejas de trapo o las muñecas de porcelana, sin duda al conocer esta leyenda no querrás tener una a menos de 100 metros de distancia. ¡Y ojo con los templos nipones que visitas, ya que la muñeca más terrible se guarda en uno de ellos!

Muñeca - Flickr

Hablamos de una muñeca llamada Okiku, que es conocida así no por casualidad o porque signifique algo traducido del japonés, sino porque es el nombre de la primera dueña de la muñeca. Okiku es un juguete bastante grande, de unos 40 centímetros, y lleva un precioso kimono. Resulta que lo más destacado de esta muñeca, es que el pelo crece inexplicablemente, y no se trata de algo tecnológico como es habitual hoy en día.

Según las historias niponas, esto es debido a que dentro de la muñeca habita un espíritu. Un adolescente compró la muñeca para su hermana Okiku, de dos años de edad por aquel entonces. Rápidamente se convirtió en el juguete preferido de la niña, pero por poco tiempo, ya que la niña murió de forma trágica. Su familia se negó a deshacerse de la muñeca, pues la consideraban un recuerdo de su familiar fallecido. Sin embargo, después de algún tiempo notaron que su cabello crecía, así que lo relacionaron directamente con el espíritu de su hija.

Muñeca - Flickr

Desde 1938 la muñeca permanece en un templo japonés de Iwamizawa, el Templo Mannenji, donde se esconde custodiada hasta el día de hoy. La familia decidió donar al templo esta extraña muñeca a la que le crece el pelo sin explicación. Cuando la muñeca apareció por primera vez en el templo, tenía el pelo corto, pero con los años ha ido creciendo y los responsables del templo se lo han ido cortando poco a poco de forma anual.

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro