Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

El Castillo Himeji, uno de los monumentos históricos más impresionantes del país nipón

12/04/16 | +Asia

Si alguna vez decides viajar a Japón, una parada o visita obligada es, sin duda, el Castillo Himeji. Probablemente sea uno de los lugares más representativos de la milenaria cultura japonesa y, además, uno de los monumentos históricos más impresionantes del país nipón. Este impresionante castillo, perfectamente conservado y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se encuentra en la ciudad de Himeji en la prefectura de Hyōgo, muy cerca de la ciudad de Kōbe. Está situado en los montes Himeyama y Sagiyama, lugar en donde aún se homenajea y se respeta una importante tradición medieval.

Data de 1346, construido por el clan Akamatsu, aunque evidentemente su largo historial lo han convertido en una de las pertenencias más preciadas de diferentes dueños y familias. En el período Sengoku sirvió como residencia del daimyo Toyotomi Hideyoshi, durante el período Edo hizo las funciones de la sede del gobierno de Himeji controlado por el clan Ikeda, aunque más tarde también perteneció a los clanes Honda y Sakai. Durante la era Meiji fue convertido en un cuartel del Ejército Imperial Japonés.

Un castillo en peligro constante de desaparición

Castillo Himeji

Podemos considerar toda una suerte que el Castillo Himeji esté, en la actualidad, perfectamente restaurado y totalmente habilitado para ser visitado y comprender mejor la cultura japonesa medieval. En 1871 la sociedad japonesa avanzaba y se decidió disolver los feudos, pocos años después se aprobó la Ley de Abandono de Castillos, en donde la mayoría de castillos del país fueron vendidos o destruidos. Fue vendido por sólo 23 yenes y 50 sen a un vendedor de objetos metálicos, cuya idea era desmantelar y vender sus piezas. Era demasiado costoso, así que finalmente abandonó la idea y el propio castillo. En un estado bastante ruinoso, fue usado por el ejército japonés, periodo en el que se derrumbaron algunas zonas del castillo y se produjeron incendios.

El ejército quiso destruir el castillo, pero en 1877 se decidió finalmente restaurarlo, aunque no se hizo seriamente hasta 1910; abrió sus puertas en 1912. La Segunda Guerra Mundial también pudo terminar con el Castillo Himeji; en 1945 un gran bombardeo causó la destrucción de gran parte de la ciudad de Himeji. En dicho bombardeo una bomba incendiaria cayó en la torre principal, aunque por suerte no llegó a estallar, salvándose el Castillo Himeji de su destrucción segura. Con el paso de los años se restauraron varias partes del castillo.

Así es el Castillo Himeji

Castillo Himeji

Es un castillo típico en su estructura: sobre unas fundaciones de piedra, con paredes recubiertas de cal y una organización de edificios interna tradicional. El interior del castillo se encuentran situadas gran cantidad de puertas, muros y murallas, construyendo una especie de laberinto que dificulta la llegada a la torre principal. Esto es un elemento defensivo, que terminaba por confundir y retrasar el avance enemigo. Puertas falsas, estructuras camufladas y callejones sin salida era habituales, con el objetivo de sorprender a los invasores.

El Castillo Himeji es del tipo hirayamajiro, lo que significa que está situado sobre una colina rodeado de terrenos inferiores. Evidentemente el edificio más representativo es su torre principal de 6 pisos, pero existen otras construcciones interesantes que forman parte del castillo, como Nishi-no-maru al oeste, en donde vivían las damas y en donde eran atendidas por las sirvientas. El koshikuruwa al norte, un depósito de alimentos, y en la Obikuruwa, una construcción desde la que disparar a los invasores.

Otra zona reseñable es la del Jardín Koko-en, en la zona oeste. Se han podido reconstruir calles, viviendas, la puerta Nagayamon y 9 jardines originales.

Encuentra más noticias de:

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro