Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

¿Nobita era tetrapléjico? Las grandes mentiras sobre 'Doraemon'

31/10/16 | +Asia

Son decenas las leyendas urbanas que se pueden encontrar en la red de redes sobre algunas de las licencias más conocidas del manga y del anime. Una de ellas es, sin duda, ‘Doraemon‘ (‘ドラえもん’), la famosa obra del dúo de mangakas Fujiko F. Fujio (Hiroshi Fujimoto y Motoo Abiko), si bien es cierto que Hiroshi Fujimoto se ha acreditado como el creador original. Pese al éxito internacional que ha conseguido la licencia de este gato que viaja en el tiempo, no muchos saben que no siempre ha sido una licencia de éxito, y en muchas ocasiones ha estado a punto de finalizar. Recordad que el manga se vende en España gracias a Planeta Cómic.

Algunos de los rumores y leyendas urbanas más reconocidas de la licencia, tratan sobre el final de ‘Doraemon’, el final de las aventuras del gato cósmico y su inseparable amigo Nobita. Todos conocemos cómo empieza este manga y anime: Doraemon es un gato-robot del siglo XXII, que no debería existir en la época en la que se basan las historias, pero que es enviado atrás en el tiempo por Sewashi Nobi. El objetivo es mejorar las circunstancias de su tatarabuelo cuando era un niño, Nobita, permitiendo que sus descendientes pudieran disfrutar de un futuro mejor. Doraemon consigue, con el paso de las historias, que Nobita Nobi se enfrente a diversas situaciones, ya sea enfrentándose a abusones, o resolviendo sus problemas amorosos.

Doraemon

Sin embargo, toda historia tiene un final; aunque muchos de los supuestos finales de ‘Doraemon’ son más falsos que un billete de 1 euro. Hay dos variantes de finales de esta licencia manga que se han extendido especialmente por las redes sociales, pero que son totalmente falsas: a Doraemon se le terminan las pilas y Nobita es un niño enfermo.

En el primer final falso, se nos cuenta que el gato robot tiene problemas con su batería, y la única manera de repararlo es borrando su memoria. Nobita se niega, y decide guardar a Doraemon en un lugar seguro hasta que pueda repararlo. Para ello Nobita hace frente a todos los problemas, estudia y logra convertirse en un brillante ingeniero especializado en robótica e inteligencia artificial. Termina por reparar, ya cuando es mayor, a su viejo amigo con sus recuerdos intactos. En 2005 se lanzaría un manga dōjin con este final sin permiso de la editorial Shogakukan, por lo que protestó e interrumpió su publicación. Su autor tuvo que pedir disculpas públicamente a la editorial.

Doraemon

El segundo de los finales falsos nos dice que Nobita Nobi es un chico enfermo. En una de las versiones de este final, Nobita padece autismo, y todos los personajes y aventuras narradas en el manga son en realidad invención de este muchacho. Otra de las versiones es que Nobita es, en realidad, un niño paralítico, y que imagina todas estas aventuras para sentirse bien, añorando ser un chico normal. Otros incluso peor, asegurando que Nobita es un chico en coma, y que la trama es solo su imaginación en este trance; cuando despierta todo se termina.

Este tipo de final se ha relacionado con otras grandes series, como ‘Campeones: Oliver y Benji‘. Cuando este rumor comenzó a circular, los fans de ‘Doraemon’ en Japón no dudaron en echarse a la calle y manifestarse delante de Shogakukan, teniendo esta última que desmentir el rumor oficialmente.

Aunque a día de hoy no se contempla dar carpetazo a la serie debido a su éxito, lo cierto es que en el pasado su popularidad decayó, por lo que los mangakas responsables le dieron algunos finales – aunque siempre la retomaron y nunca la abandonaron. Los finales también fueron una forma de cerrar un ciclo, al ver que muchos fans de la serie se hacían mayores.

Doraemon

En uno de los finales oficiales, publicado en el 71, Doraemon debe regresar a su época por orden legislativa. Todos los viajeros en el tiempo están provocando, con sus acciones, cambios importantes en el futuro, así que en el siglo XXII se aprueba una ley que impide los viajes en el tiempo, y Doraemon se ve obligado a regresar con Sewashi Nobi, el tataranieto de Nobita. Un año más tarde se volvería a publicar en la serialización de ‘Doraemon’ otro final alternativo oficial. Doraemon debe regresar al futuro para solucionar algunos problemas, pero temiendo la negativa de Nobita, finge un problema técnico. No pudiendo con la culpa, decide contarle la verdad a Nobita, quien no tiene más remedio que dejar marchar al gato cósmico.

En el 73 la serie estaba cosechando muy poca audiencia, así que se decidió ponerle final -aunque, como contamos, se retomó-. Nobita vuelve a casa después de recibir una de las tantas palizas de Gigante, aunque la peor noticia la recibe de su inseparable amigo: Doraemon debe regresar a su época. Nobita, armado de valor, decide demostrarle a Doraemon que ya ha solucionado sus problemas, y se enfrenta nuevamente a Gigante. Recibe una paliza, pero en esta ocasión vuelve a levantarse después de cada golpe, terminando por vencer a Gigante que decide que no merece la pena. Este final se publicó en la serialización y en el tomo recopilatorio, pero más tarde Doraemon regresa del futuro para continuar las aventuras.

Si aun no has leído ‘Doraemon’, puedes comprar aquí el primer tomo publicado por Planeta Cómic.

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro