Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

¿No tienes lejía? Desinfecta el inodoro sin dificultad en pocos minutos

31/07/17 | +Asia

La limpieza de nuestra casa es una de las actividades, posiblemente, más aburridas del mundo. Sin embargo hay que hacerlo, y como la mayoría de personas, seguro que los fines de semana aprovechas para darle un buen repaso a tu vivienda. La clave está en saber mantenerla limpia durante el resto de la semana. Pero si hay algún lugar en donde hay que tener una especial dedicación a la hora de limpiar, es el cuarto de baño.

Coincidiréis con nosotros si afirmamos que esta parte de nuestro hogar es la más tediosa de limpiar. Sin embargo, hay que hacerlo a conciencia. Guantes, estropajo, producto de limpieza y a frotar… En el baño, más en concreto en el retrete, hay una zona que siempre nos cuesta muchísimo desinfectar y dejar impoluta. Se trata de la zona curva por donde cae el agua. Es imposible que lleguemos con la escobilla, por lo que: o frotamos con un estropajo o no quedará bien limpia. Aun así, puede que haya zonas que no podamos alcanzar. ¿Cómo podemos desinfectar esta zona correctamente?

Baño

¿Conoces el término urawaza? Puede que no hayas oído hablar de ellos bajo este nombre. Podemos denominarlos como “trucos secretos” o algo así como los “remedios de la abuela” del país del sol naciente. Son técnicas que optimizan una actividad cotidiana. En Japón los urawaza han sido compartidos por el boca a boca y se transmite de generación en generación. Entre los urawaza más comunes está el de desinfectar correctamente la parte curva de la taza del retrete.

En muchas ocasiones, estos urawaza utilizan objetos para resolver nuestros problemas diarios, que en un principio no están pensados para dicha acción. En esta ocasión este urawaza nos enseña a utilizar un elemento cotidiano, que no ha sido pensado para tal uso, con el fin de desinfectar. Este material de limpieza te sorprenderá, ya que suele ser un ingrediente que encontrarás en el mismo baño y que utilizas para tu higiene bucal. Se trata de un colutorio.

Baño

Por lo general, utilizamos lejía para limpiar esta zona. Este producto es un compuesto químico, fuertemente oxidante. Contiene cloro en estado de oxidación +1, es un oxidante fuerte y económico. Debido a esta característica se utiliza como desinfectante, y es habitual que todos la tengamos en casa. Pero si se te ha terminado, o no quieres correr los riesgos de tratar con ella (irritación de la piel u ojos, daños en el tracto respiratorio…), prueba a utilizar colutorio.

El colutorio es una forma farmacéutica usada para el tratamiento de afecciones bucales. Una de las características comunes entre la lejía y el colutorio, es que son desinfectantes. Vierte un tapón de tu colutorio en la caja de la cisterna, y luego espera unos 5 minutos. Tras esto, tira de la cadena y con la ayuda del cepillo de baño limpia las paredes del retrete mientras el agua con el colutorio se vacía. Desinfecta la taza del baño, desinfecta la cavidad bucal y proporciona unos dientes brillantes. Si le das el mismo tratamiento al inodoro que a tus dientes, este se volverá igual de brillante que tus molares.

Baño

Tal vez te interese:
– El mejor disolvente para despegar pegatinas está en tu hamburguesa
– El truco infalible para despegar el chicle del pelo
– El truco para hinchar los inflables de la playa sin dejarse los pulmones

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro