Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

¿No​ ​tienes​ ​abridor?​ ​16​ ​formas​ ​de​ ​abrir​ ​una​ ​botella​ ​sin​ ​él

8/09/17 | +Asia

En ocasiones surgen imprevistos en nuestro día a día precedidos por algún descuido y, para solventar estos errores, sin duda son prácticos algunos de los trucos o consejos japoneses. Conocidos como urawaza (裏技), estos consejos se transmiten de generación en generación, aunque algunos por supuesto son mucho más recientes. De hecho, el término urawaza que se utiliza hoy en día se popularizó en los años 80 gracias a los videojuegos.

Son consejos que aquí conocemos como “remedios de la abuela”, y que habitualmente consisten en usar productos y objetos de forma diferente a como están pensados en un primer momento. Los urawaza fueron ampliamente aplicados y compartidos en Japón tras la Segunda Guerra Mundial, lo que ayudó a la población nipona en un momento de gran escasez de recursos. Muchos de estos trucos fueron popularizados en el país gracias a series y programas como ‘Ito-ke no Shokutaku’.

En esta ocasión os mostramos un vídeo del canal japonés 便利ライフハック dedicado a mostrar varios urawaza clásicos y modernos. El objetivo es aprender a abrir una botella de cerveza o refresco, por ejemplo, cuando nos hemos dejado el abridor olvidado. No hace falta que cojas el coche para comprar otro abridor, y con algunos objetos cotidianos podemos abrir esa botella con el famoso tapón corona, también conocido como chapa. Y no, olvídate de realizar la bestialidad de abrirla con los dientes.

De hecho, una simple hoja de papel común sirve para abrir una botella con chapa. Simplemente tendremos que hacer una doblez por el medio del folio y, acto seguido, repetir la acción. Ya con el folio doblado dos veces y con una superficie equivalente a un cuarto de folio, seguimos doblando en forma de canutillo de papel. Al final debemos conseguir una doblez sólida y fuerte que, haciendo palanca con las manos, servirá para abrir una botella.

Una puerta también es una posibilidad, o al menos el cierre. La mayoría de puertas que tenemos en casa disponen de una hendidura en el marco, que permite la introducción del llamado “resbalón”, la pieza del mecanismo que mantiene la puerta cerrada. Usando los bordes metálicos de esta hendidura en el marco podemos abrir la chapa de la botella, aunque el movimiento debe ser rápido para evitar que se escape demasiado líquido. Cuidado con este método, ya que si lo hacemos mal y somos agresivos podemos romper la botella.

Si os habéis olvidado de los abridores en una fiesta con los amigos y no tenéis forma de abrir las bebidas, podéis usar el cinturón de cualquiera del grupo. Siempre y cuando sean cinturones tradicionales con hebilla, podéis usar la misma para hacer palanca con uno o los dos bordes de la chapa. Con este método será, seguro, bastante sencillo abrir la botella de refresco, cerveza o agua. Se trata simplemente de hacer palanca para facilitarnos las cosas.

Botella con chapa - YouTube/便利ライフハック
Botella con chapa – YouTube/便利ライフハック

De hecho, haciendo palanca existe un objeto realmente útil en nuestra cocina y que funciona a las mil maravillas para este caso. La cuchara, gracias a la forma curva de su parte superior, permite que realicemos palanca con la parte baja de la chapa y nuestras manos de forma sencilla.

Pero si nos alejamos un poco de la palanca, también encontraremos un método bastante exitoso y sencillo, el golpe. No se trata de darle un golpe a la parte superior de la botella para que esta reviente, algo que resulta peligrosos por los cristales. De hecho, uno de estos métodos sólo requieren una segunda botella para abrir la chapa.

Simplemente utiliza una botella sin abrir y engancha uno de los picos de la chapa en la parte superior de otra botella. Acto seguido golpea una mesa o una superficie sólida con las dos botellas y verás cómo la chapa que estaba enganchada en la otra botella sale volando por los aires.

Lo mismo sucede si le damos un golpe con un objeto fino a la chapa por la parte inferior. Por ejemplo un CD o simplemente un recipiente de Pringles por su parte metálica. Utiliza en recipiente para colocarlo por debajo de la chapa y, acto seguido, realiza un golpe con el bote de Pringles y la botella en la mesa o en una superficie firme. Verás como la chapa sale volando y podrás beber el contenido de la botella sin problema.

Quizás te interese:
10 formas diferentes de abrir el bote de conservas que se nos resiste
Enfría tu lata de refresco en 2 minutos de reloj con este truco

Encuentra más noticias de:

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro