Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Ni muros ni diques; esta ciudad posee la defensa anti-tsunami definitiva

16/06/17 | +Asia

Japón es uno de los lugares del mundo que más desastres naturales sufre al año, especialmente terremotos, pues se encuentra en pleno Cinturón de Fuego del Pacífico. Los terremotos son habituales en el país y, aunque se producen cerca de 5.000 movimientos sísmicos al año, sólo una quinta parte de los mismos son perceptibles por el hombre. Pero no sólo terremotos, a causa de estos movimientos sísmicos las erupciones volcánicas son habituales, al igual que algunos corrimientos de tierra o inundaciones causados por el efecto de un terremoto.

Se han producido 5 importantes terremotos en Japón en los últimos 15 años, incluyendo el Gran terremoto de Japón oriental de 2011, que provocó un gran tsunami que barrió muchas ciudades de la costa nipona. Las ciudades japonesas están muy bien preparadas para soportar la embestida de un gran terremoto, sin embargo, son muy pocas las medidas que se pueden tomar para parar el golpe de un gran tsunami. La fuerza del agua y lo que arrastra derriba todo lo que se pone por delante, y el agua no deja de crecer durante muchos minutos interminables.

Proyecto G-Cans - jst.go.jp
Proyecto G-Cans – jst.go.jp

Sin embargo, existe una ciudad en Japón que sí tiene un gran sistema contra las inundaciones masivas, ya sea por una temporada de lluvias masiva y el desbordamiento de un río, o incluso por la acción de un pequeño tsunami. Se trata, de hecho, del sistema más avanzado del mundo y más grande en este sentido, el llamado Proyecto G-Cans

Una construcción gigante debajo de Kasukabe

¿Os suena el nombre de Kasukabe? Sí, además de ser la ciudad en donde vive Shinnosuke Nohara (Shin Chan), es una ciudad real de la Prefectura de Saitama, en el centro de la isla principal de Japón. Kasukabe (春日部市) es conocida por muchas cosas, pero seguro que pocos saben su mayor secreto, el llamado Metropolitan Area Outer Underground Discharge Channel (‘Shutoken gaikaku hōsuiro’, ‘首都圏外郭放水路’) o Proyecto G-Cans.

Debajo de los edificios de la ciudad, a nivel subterráneo, se encuentra una de las mayores cámaras construidas por el hombre. La mayor instalación de inundación subterránea y desviación de agua del mundo, creada en un primer momento para mitigar desborde de las principales vías fluviales y ríos de la ciudad durante la temporada de lluvias. Sin embargo, es tan eficiente que incluso podría mitigar el golpe de un tsunami -en lo referente a la inundación- si llegase a producirse.

No es para menos… su construcción se inició en 1992 y finalizó en 2006. Se compone de cinco silos de contención con 65 metros de altura y 32 metros de diámetro, conectados por túneles de 6,4 kilómetros a 50 metros debajo de la superficie. La instalación también tiene un gran tanque de agua con una altura superior a los 25 metros y una longitud superior a los 170 metros, siendo su anchura de 78 metros. Esta sala está equipada con grandes bombas que pueden bombear hasta 200 toneladas de agua por segundo al río Edo. Es el equivalente a una piscina de 25 metros de longitud por segundo.

La obra es tan conocida entre los nipones que, en ocasiones, se organizan visitas a estas instalaciones subterráneas, en donde los visitantes quedan asombrados por la magnitud de la construcción. El tanque de agua principal se asemeja a un templo y, por ello, incluso se ha utilizado en algunas películas y programas de televisión para crear escenas místicas.

Imagen principal: Dddeco/Wikipedia

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro