Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Miyamoto Musashi, el legendario samurái real que peleaba con dos espadas

28/04/17 | +Asia

Si algo conocemos todos de Japón son los samuráis, una palabra que designa a una gran variedad de guerreros del antiguo Japón. Su significado es “el que sirve“, y los verdaderos guerreros pertenecían a una élite militar que gobernó el país durante cientos de años. El origen del samurái data de alrededor del siglo X y se fortaleció al concluir las Guerras Genpei a finales del siglo XII. Durante la restauración Meiji, en el siglo XIX, la figura y el estatus social de la clase guerrera redujo sus privilegios y terminó con la desaparición de casi todos los samuráis.

No es algo que todo el mundo conozca, seguramente debido a las malas influencias de las adaptaciones cinematográficas de este guerreros, pero en el antiguo Japón la imagen del samurái estuvo más relacionada con la de un arquero a caballo, que con la de un espadachín. Sin embargo, la mayoría de samuráis de la películas o series se centran en guerreros de espada.

En esta ocasión si os hablaremos de un guerrero de arma de filo, conocido por ser el legendario samurái que peleaba con dos espadas. Miyamoto Musashi, conocido también por su nombre budista Niten Dōraku, se ganó su reputación durante el Japón feudal. Musashi era miembro de una importante familia noble de aquella época y autor del tratado sobre artes marciales llamado ‘Go-rin no sho’ (‘El libro de los cinco anillos’).

Miyamoto Musashi / Wikimedia
Miyamoto Musashi / Wikimedia

Nació en 1584, en la población de Miyamoto, en la provincia de Mimasaka; y ya desde muy pequeño empezó a construir su leyenda. Se guarda un registro de una lucha cuando Miyamoto Musashi contaba tan solo con 13 años. Se cuenta que un experto samurái llamado Arima Kigei, de la escuela de artes marciales Shinto Ryu, se pasaba el día paseando por el pueblo desafiando a todo el mundo, y colocando escritos que rezaban: “quién me quiera desafiar, será aceptado“.

Musashi leyó una de estas notas, y escribió debajo de esta: “yo te desafiaré mañana“, además de su nombre. Esa misma noche recibió una nota de Arima Kigei aceptando el desafío e indicándole dónde tendría lugar el combate. A la mañana siguiente Musashi partió hacia el duelo con una espada de madera en su mano. Cuando el combate comenzó, Arima Kigei desenvainó su espada y Musashi lo derribó rápidamente, golpeándolo más tarde en la cabeza con la espada de madera. Se dice que Arima murió entre vómitos de sangre.

Se cree que sus habilidades innatas procedían de la experiencia en batalla y de combates individuales. Pero no solo de sus experiencias en batalla procedían su habilidades, pues intentaba aprender de todo aquello que le rodeaba. Uno de los estudiantes de Musashi era un experto en el Bō (bastón) y le mostró todas las técnicas que conocía. Musashi modificó estos adiestramientos a su estilo de lucha y los incluyó en sus enseñanza.

Miyamoto Musashi / Wikimedia
Miyamoto Musashi / Wikimedia

Se ha dicho que Musashi sólo usaba una wakizashi -sable corto con una longitud de entre 30 y 60 centímetros- y una katana. Esto no es correcto, ya que la mayoría del tiempo Musashi utilizaba dos espadas de madera, un bokken y un kodachi, ya que no necesitaba un filo cortante debido a su gran habilidad.

Otra de las historias conocidas más representativas del poder de este guerrero tuvo lugar un día en una taberna. Se cuenta que un vagabundo entró en ella pidiendo comida. A su alrededor revoloteaban tres moscas atraídas por el mal olor. Dos vecinos del pueblo, al verlo comer en la taberna, se preguntaron de dónde había sacado las supuestas dos espadas que portaba, y lo acusaron de ladrón y pordiosero. El vagabundo alzó dos palillos y en tres suaves movimientos hizo caer las tres moscas sobre la mesa. Ambos pueblerinos huyeron despavoridos, pues, sin duda, era Miyamoto Musashi. Murió en 1645 a la edad de 60 años.

Tal vez te interese:
– ¿Te cuesta ir al baño? Descubre el truco de los samuráis para defecar mejor
– 87 cortes en 1 minuto: así se las gasta el samurái más rápido del mundo
– Yasuke, el africano que logró convertirse en samurái

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro