Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Mansión Himuro, conoce la casa encantada más temida

26/04/17 | +Asia

Si hablamos de leyendas urbanas, indiferentemente del país, es imposible no hablar de las mansiones y casas encantadas. Viviendas, generalmente de un cierto tamaño y con varios años, en las que han ocurrido terribles crímenes en el pasado y que, por supuesto, quedan totalmente impregnadas de elementos paranormales. Una de las grandes leyendas sobre casas encantadas está protagonizada por una localización temida del país del sol naciente, la llamada Mansión Himuro.

La Mansión Himuro es una leyenda muy extendida entre los jóvenes del país asiático; se dice que está situada en las afueras de la gran ciudad de Tokio, aunque nadie conoce la localización exacta de la misma.  La leyenda asegura que se encuentra en una región rocosa, y en ocasiones también es conocida como Mansión Himikyru. En ella habrían ocurrido indescriptibles crímenes.

La familia Himuro habría participado en extraños rituales durante su paso por la mansión, especialmente el conocido como “Ritual de Estrangulamiento“. Pensaban que en los terrenos de la mansión se encontraba un portal que, de forma periódica, producía mal karma a la familia. Con la finalidad de sellar el portal cada 50 años se realizaba un sacrificio humano terrible. Una niña nacida en el pueblo cercano era elegida por el señor de la casa y criada en total soledad, apartada del mundo exterior para que no tuviera vínculos con nadie -de lo contrario el ritual fallaría-.

Mansión - Pixabay

El día del ritual, la chica era atada a varios carros de bueyes con cuerdas; pies, manos y cabeza. Los animales cumplían su función y las extremidades de la joven eran separadas de su cuerpo. Las cuerdas usadas quedaban a remojo en la sangre de la sacrificada, y más tarde se colocaban en la entrada del portal durante 50 años. Sin embargo, algo en el último ritual de la familia Himuro salió mal; la joven se enamoró de un hombre que intentó salvarla. Este lazo que la unía con alguien en la tierra fue determinante, haciendo inválido el ritual. Al enterarse de este vínculo de la joven, el jefe de la casa se armó con una espada y asesinó brutalmente a todos los miembros de la familia. También se hirió de muerte a si mismo.

Las almas de los familiares asesinados vagan por la mansión, intentando repetir el ritual fallido cuando aun estaban con vida. La mansión está llena, según dicen, de salpicaduras de sangre. Cualquiera que entre en el edificio será objetivo de la familia, ya que ellos intentarán replicar el ritual fallido, especialmente entre los visitantes femeninos. 

Una leyenda masificada por un videojuego

La leyenda se volvió muy viral debido a su inclusión en la historia principal de la licencia de videojuegos ‘Project Zero’, muy conocida en Japón y con bastante seguidores en Europa y Estados Unidos. Se trata de una saga de terror, desarrollada por Koei Tecmo y Nintendo, cuyas historias están generalmente ambientadas en villas o casas malditas en donde abundan las apariciones espectrales y las historias de viejos rituales.

Mansión - Pixabay

El primer ‘Project Zero’ está protagonizado por Miku Hinasaki, una joven que por casualidades del destino se adentra en la Mansión Himuro. Busca a su hermano desaparecido, Mafuyu, quien también buscaba a su amigo desaparecido, el novelista Junsei Takamine. Pronto descubre que la propiedad está plagada de espíritus, y que además estos atormentan y persiguen a los foráneos por alguna especie de venganza. Entre ellos se encuentra el espíritu de una mujer vestida con kimono blanco, Kirie, víctima de un sangriento ritual sintoísta.

Es una de las grandes referencias del género del terror en la actualidad, pero nadie sabe decir qué fue primero: ¿es el videojuego el causante de la leyenda o el videojuego utilizó esta historia para su trama?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:
Kunekune, la leyenda del terrorífico Slenderman japonés
La chica del hueco, el terrorífico motivo por el que nunca debes mirar debajo de la cama

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro