Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Los tatuajes podrían tener los días contados en Japón

4/10/17 | +Asia

Como ya hemos explicado en NoSoloManga, una persona con tatuajes no podía, hasta hace muy poco, ir a muchas de las casas de baño japonesas, también llamadas onsen. Seguramente, los ancianos del país del sol naciente aún no se fían del todo de las personas con tatuajes. Os estaréis preguntando: ¿por qué en Japón los tatuajes causan tanto rechazo? Todo está relacionado con el pasado de este arte. Un tatuaje, hace muchos años, era un sinónimo de pertenecer a la mafia, por lo que se evitaba a cualquier persona que los tuviese.

Pero no creáis que el pasado de los tatuajes, en el país del sol naciente, se remonta tan solo a la mafia actual. Lo que la mayoría de gente desconoce, es que hace mucho tiempo, en el periodo Edo (1603-1868), a los criminales de delitos no violentos se les castigaba tatuándoles en la frente. A este castigo se le llamaba “Pena de tatuaje” (Irezumi kei), que fue realizada a los autores de delitos menores como el robo o el allanamiento de morada. Se consideró una especie de castigo corporal, similar a la flagelación.

Tatuajes

Este castigo sirvió como un elemento disuasorio por dos razones: el dolor que sufrían los delincuentes al ser tatuados en la cara, y pasar el resto de su vida como un criminal, ya que el tatuaje en la cara era una advertencia para el propio delincuente y, sobre todo, para el resto de ciudadanos. Por suerte, la industria del tatuaje está cambiando en el país nipón gracias a las nuevas generaciones; pero aún hay muchas personas mayores que los considera de mal gusto.

¿Por qué decimos que los tatuajes podrían tener los días contados? Hay que retroceder hasta 2001, cuando fue emitido un comunicado por el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar de Japón, en el que explicaba que existían riesgos de salud pública en centros de tatuaje, depilación con láser o en tratamientos con exfoliación química. Desde ese momento, estas actividades fueron consideradas práctica médicas, por lo que solo podían ejecutarlas médicos autorizados, o lo que es lo mismo, personas con la carrera de medicina.

Sin embargo, esta ley no tendría nada de extraño, si no fuera porque el gobierno nipón no extiende ninguna licencia medica a los tatuadores. En teoría, todos los tatuadores deben disponer de una licencia médica, pero el gobierno no ha desarrollado ningún reglamento que permita la expedición de licencias médicas a los tatuadores; ni han detallado siquiera los requisitos que estos han de cumplir para obtenerla.

Esto quedó así, pero en 2015 la ciudad de Osaka decidió hacer cumplir la ley a rajatabla a sus tatuadores. Taiki Masuda, un tatuador, fue denunciado por realizar diversos tatuajes sin una licencia medica. El juez Takaaki Nagase, del tribunal del distrito de Osaka, dictaminó recientemente que Taiki Masuda, había violado la ley cuando realizo tatuajes en tres personas en 2014 y 2015. El juez alegó que el uso de una aguja de tatuaje era una forma de trabajo médico y no, como insistió Masuda, una forma de arte y de autoexpresión.

Tatuajes

El fallo ordenó a Taiki Masuda pagar una multa de 150.000 yenes, unos 1.130 euros. Aunque la cantidad no es muy elevada, sigue estando en el aire si Taiki Masuda podrá ejercer su profesión sin una licencia médica; ya que, o hace la carrera de medicina (en la cual tendría que dedicar 6 años) o no estaría autorizado legalmente. Pero el caso de Taiki Masuda no es el único, y muchos tatuadores nipones no pueden ejercer su profesión debido a esta ley, que no les ofrece una solución.

Tal vez te interesa:
– ¿Abejas azules? Existen y los turistas las buscan como locos
– Cada misil de Corea del Norte provoca pérdidas millonarias en Japón
– Detienen a un hombre por practicar vudú con los niños de un parque

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro