Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Los cadáveres chinos que chupan sangre para sobrevivir

28/06/17 | +Asia

Debido a diversos factores, como la industria del cine y el entretenimiento, los vampiros se han vuelto muy poco temidos. La adaptación de estos seres mitológicos les ha llevado de ser criaturas aterradores y peligrosas, a criaturas intrigantes pero poco peligrosas. Sin embargo, si lo que añoras son historias como la vista en ‘Drácula’ de Bram Stoker, en donde el encuentro con un vampiro es algo espeluznante y peligroso, nuestra siguiente ser basado en el folclore chino te sorprenderá.

Todos sabemos, cómo ya os hemos mostrado en más de una ocasión, que Japón posee una de las tradiciones folclóricas más ricas del mundo, y que además, sigue muy presente en el día a día de muchos japoneses, tanto jóvenes como adultos. Sin embargo, China no se queda corta. En esta ocasión vamos a hablaros de una criatura de origen chino, que ha sido la protagonista de muchas historias de terror en el gigante asiático. Se trata del Jiang Shi (僵屍), conocidos en occidente como vampiros o zombis chinos.

Jiang Shi / Película 'El Señor de los Vampiros'
Jiang Shi / Película ‘El Señor de los Vampiros’

La palabra china “jiangshi” se traduce directamente como “duro” o “rígido”, lo que tiene sentido, porque los Jiang Shi son como una especie de cruce entre un zombi y un vampiro. Se dice que estos cuerpos recién fallecidos succionan sangre de sus víctimas para sobrevivir. Os estaréis preguntando, ¿dónde entra la parte zombi? Se dice que los Jiang Shi se convierten justo cuando sus cuerpos muertos están entrando en fase de rigor mortis.

Por lo general, los Jiang Shi son personas que han sufrido una muerte violenta, no natural o cuya alma no ha encontrado reposo una vez ha fallecido. Sin embargo, se dice que muchas otras cosas pueden hacer que un cadáver se convierta en un Jiang Shi, como el suicidio, la magia o un entierro inapropiado. Hay ciertos elementos que las repelen, algo así como el ajo con los vampiros. Estos elementos son: madera de un melocotonero, el casco de un burro negro, el canto de un gallo o un espejo.

Jiang Shi / Película 'El Señor de los Vampiros'
Jiang Shi / Película ‘El Señor de los Vampiros’

Aunque están muertos, su cuerpo no se ha descompuesto. Sus uñas y su pelo no dejan de crecer, además, este último es de color blanco. Al igual que muchos vampiros, aunque esto no los mata, no soportan la luz del sol, por lo que suele vérselos durante las horas nocturnas. Generalmente su cuerpo es pálido, ya que su piel posee un tono entre verde y blanca; esto es debido, según algunas teorías, por culpa de un hongo que crece en los cadáveres. Se dice que la influencia de las leyendas de vampiros que llegaban de occidente llevó a que el mito chino incorporara el aspecto del chupado de sangre. Además, la mayoría son representados con un talismán de papel en la frente.

Uno de sus rasgos más peculiares, y que puede variar, es que suelen vestir con atuendos pertenecientes a la Dinastía Qing, la última de las dinastías imperiales chinas. Las leyendas sobre estas criaturas datan del siglo XVIII y se dice que surgieron a raíz de las muertes de personas que trabajaban lejos de sus hogares. La leyenda dice que cuando una familia de pocos recursos perdía a uno de sus miembros que trabajaba lejos de su hogar, y no podían pagar el transporte del cuerpo, contratan a sacerdotes taoístas para recogerlos y transportarlos.

Jiang Shi / Película 'El Señor de los Vampiros'
Jiang Shi / Película ‘El Señor de los Vampiros’

Estos sacerdotes taoístas transportaban los cadáveres sólo de noche y tocaban campanas para avisar a los pueblerinos, ya que era considerado mala suerte ver a un Jiang Shi. Sus cuerpos eran devueltos a su hogar de origen ya que se creía que sus almas no descansan en paz tan lejos de casa. Los cadáveres eran transportado en una posición acostada, en cañas de bambú. Cuando las cañas se doblaban arriba y abajo parecía que los cadáveres saltaban al unísono. Algunos también especulan que las historias sobre los Jiang Shi fueron contadas originalmente por contrabandistas que querían asustar a los agentes del orden de la época.

Tal vez te interese:
– Te quedarás helado con la terrible historia que más temen los niños japoneses
– Nuribotoke, el monstruo del armario que aterroriza a los niños japoneses
– Hiderigami, la explicación de las sequías en Japón

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro