Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Lookout Air Raids, los pirómanos del aire de la WWII

9/06/17 | +Asia

Seguro que muchos no conocéis el nombre de Nobuo Fujita, sin embargo, es uno de los militares más conocidos de la Segunda Guerra Mundial del bando japonés. Este oficial de aviación, cuya máquina era un hidroavión de limitadas prestaciones, llevó a cabo el único bombardeo desde un avión de guerra en los Estados Unidos continentales. Debemos recordar que puertos como el de Pearl Harbor, que recibió un potente ataque japonés y que provocó la entrada de Estados Unidos en la WWII, se encuentran a cientos de kilómetros de las costas del continente. Estados Unidos dominaba parte del océano, así que Japón debía ingeniárselas si quería atacar al gigante americano en su propia tierra. ¿Cómo logró Nobuo Fujita bombardear Estados Unidos continental?

Lo hizo por medio del programa Lookout Air Raids. La Segunda Guerra Mundial fue muy rica en ideas innovadoras, lamentablemente mal utilizadas, o al menos con el fin de matar a gente y derrotar al enemigo. Seguro que recordáis la famosa operación Fu-Go: Japón lanzó globos gigantes incendiarios que atravesaban el océano y que llegaban a los bosques americanos, provocando algún que otro incendio. El objetivo de Japón era dañar a Estados Unidos y demostrar que podían causar daños y víctimas en el país americano, aunque ciertamente los ataques fueron meramente simbólicos durante la guerra.

El programa Lookout Air Raids era, en parte, muy parecido al de los globos Fu-Go. Fueron una serie de ataques menores pero históricos que tuvieron lugar, concretamente, en las montañas de Oregón, a varias millas de Brookings. En 1942, el 9 de septiembre, un hidroavión nipón logró sobrepasar todas las medidas de seguridad americanas y lanzar dos bombas incendiarias sobre los bosques de Oregón. Sí, las bombas cayeron en el lugar correcto, ya que el objetivo de los japoneses no era la población civil, sino provocar incendios de enormes proporciones. Entendían que esto dañaría mucho más a los Estados Unidos.

Nobuo Fujita - Wikipedia
Nobuo Fujita – Wikipedia

En la mañana del 9 de septiembre el submarino japonés I-25 emergió de las aguas al oeste de Cabo Blanco. El submarino lanzó un Yokosuka E14Y, conocido comúnmente como Glen; un hidroavión con capacidad de bombardeo. Pese a esto, este único ataque no causó el daño deseado por parte del ejército japonés, pese a que los dos artefactos incendiaron tenían una carga de 76 kilogramos. Howard Gardner vio el hidroavión acercarse desde su torre de vigilancia de incendios en el monte Emily, dejando detrás de él una columna de humo y fuego, así que pronto informó a la oficina de control de incendios.

Tras el bombardeo, se produjeron varios focos que fueron controlados gracias a esfuerzos de una patrulla de vigilantes de incendios, además de que las condiciones meteorológicas eran totalmente adversas para provocar un gran incendio. Unas horas antes se había producido una tormenta en la zona, manteniendo el área muy húmeda, motivo por el que los bomberos sólo tuvieron que trabajar durante la zona vigilando que no se produciesen nuevos focos. 

Sin embargo, un bombardeo en suelo americano, aunque fuera con artefactos incendiarios, no se podía dejar pasar. El asunto fue lo suficientemente grave como para que se abriera una investigación completa por parte del FBI, lo que resultó en la localización de varios fragmentos de la bomba.

Yokosuka E14Y "Glen" - Wikipedia
Yokosuka E14Y “Glen” – Wikipedia

Años después del final de la Segunda Guerra Mundial, el piloto de este avión, Nobuo Fujita, fue invitado por Estados Unidos a visitar la zona de Brookings. Hizo de anfitrión para un festival local y, a modo de perdón y de símbolo de la paz entre ambas naciones, Fujita entregó a la ciudad una espada samurái familiar con más de 400 años de historia. Impresionado por su acogida en su visita a Estados Unidos, en 1985 Fujita invitó a tres alumnos de Brookings a Japón, Fujita recibió una carta dedicatoria de un ayudante del presidente Ronald Reagan, quien le daba las gracias por su bondad y generosidad. Nobuo Fujita fue nombrado ciudadano de honor en Brookings tres días antes de su muerte, en 1997. Su hija decidió enterrar parte de sus cenizas en el lugar en donde cayó la bomba incendiaria.

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro