Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Lo declaran inocente 21 años después de ejecutarlo

5/12/16 | +Asia

Se trata de una de las mayores atrocidades que aún se siguen cometiendo en los sistemas penales de muchos países desarrollados y potencias mundiales, la pena de muerte. Estados Unidos probablemente sea el país más conocido que aún sigue utilizando este castigo para los criminales, en donde las manifestaciones en su contra son continuas y constantes desde hace décadas, especialmente cuando se descubre que alguien ha estado en el “corredor de la muerte” siendo inocente. Pero aunque Estados Unidos tiene la fama, lo cierto es que muchos otros países aún conservan en sus sanciones penales la sentencia de muerte.

Algunos ejemplos importantes son Japón y China. Precisamente es en el gigante asiático en donde, recientemente, se ha conocido un terrible suceso relacionado con la pena de muerte, lo que ha avivado las protestas de muchos activistas que ven en las autoridades chinas leyes que no se corresponden con las de una sociedad avanzada.

Tribunal Supremo - Gobierno de China
Tribunal Supremo – Gobierno de China

Hace 21 años Nie Shubin fue condenado a muerte y ejecutado en China cuando sólo tenía 20 años. Se trataba de un joven del país asiático que, al parecer, no había cometido ningún delito previo, y vivía tranquilamente en la aldea de Xianie, perteneciente a la provincia de Hebei, en el centro de del país. Por desgracia para Nie, fue acusado de violación y asesinato, siendo encontrado culpable y condenado a muerte por ello. Ahora, 21 años después, ha sido declarado inocente de sus presuntos cargos por el Tribunal Supremo chino; una resolución que lamentablemente llega muy tarde para el joven.

Su padre de 73 años, que lleva todos estos años luchando por la inocencia de su hijo, pese a haber sido ejecutado, no pudo evitar echarse a llorar al escuchar la sentencia que, según asegura, permitirá que su hijo finalmente descanse en paz. Este granjero llamado Nie Xuesheng da las gracias a las autoridades del país por hacer justicia, que “tarde o temprano iba a llegar”.

Una confesión que reavivó el caso

Pese a la insistencia del joven y de la familia, incluso intentos de suicidio de Nie Xuesheng tras la muerte de su hijo, el caso habría recibido carpetazo por la justicia china de no haber sido por una reciente confesión. Un criminal llamado Wang Shujin confesó los crímenes, siendo esta la principal prueba en la que se apoyaba la familia de Nie Shubin: su padre, su madre y su hermana.

Eso sí, la justicia, sobre todo en estos asuntos, se ha vuelto a demostrar muy lenta. Wang Shujin confesó los crímenes en 2005 mientras se encontraba bajo custodia policial, aunque no se inició una revisión del caso de Nie Shubin hasta 2014. La nueva sentencia señala que el caso original fue un auténtico desastre, lleno de negligencias y errores procesales cometidos por la policía y los fiscales. No había ninguna sola prueba definitiva en contra del joven de 21 años.

Familiares de Nie Shubin - Gobierno de China
Familiares de Nie Shubin – Gobierno de China

Por otra parte, es más que probable que el testimonio original de Nie fuera coaccionado, debido a posibles torturas por parte de los agentes, una queja bastante extendida entre los activistas de dicho país. Y es que en la década de los 90, cuando se realizó la sentencia, China había ordenado a sus autoridades acelerar todos los juicios y ejecuciones, con el objetivo de acabar con la preocupante ola de criminalidad que se vivía en el país. Para Nie Shubin esto fue su sentencia de muerte.

No es el primer caso de este estilo que se conoce en China. En el 96 Huugjilt, un joven de 18 años, fue ejecutado por violación y asesinato. En 2014 se declaró inocente a Huugjilt, después de muchos años de lucha.

Quizás te interese:
A partir de ahora no podrás llamar gordo a Kim Jong-un en China
Carreras universitarias fantasma: 4 años de estudio tirados a la basura
Copiar en un examen ya tiene pena de cárcel; y no son pocos años

Encuentra más noticias de:

Formulario de registro