Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Lleva las bolsas de la compra sin dañarte los dedos con este truco

31/10/17 | +Asia

Por lo general, aunque no son los únicos ejemplos, existen tres formas comunes de hacer la compra. La primera es ir al día, es decir, realizar la compra cada día adquiriendo tan solo lo que vamos a consumir. Pero si no puedes o no quieres ir al supermercado cada día, tal vez eres de las personas que deciden realizar una compra grande cada semana. Por lo general se realiza una compra el mismo día de la semana, obteniendo todos los alimentos que vamos a consumir durante 7 días. Finalmente, otra de las formas más comunes de abastecerse es la de realizar una gran compra al mes, aunque esta opción suele combinarse con pequeñas compras aleatorias durante la semana.

Si eres de las personas que se establece entre los dos últimos grupos, sabrás que cargar con tanta comida es bastante complicado, sobre todo si no posees un carro que te facilite las cosas. Tras desplazarnos del supermercado a casa, sujetando las pesadas bolsas con los dedos, estos pueden quedar magullados. Esto se debe a que las asas de la bolsa, debido al peso de la misma, se encogen en un fino cordón que nos corta la circulación y nos provoca dolores. ¿Cómo podemos evitar esto? Así es, estamos ante un nuevo urawaza.

Bolsas de la compra

¿Conoces el término urawaza? Puede que no hayas oído hablar de ellos bajo este nombre. Podemos denominarlos como “trucos secretos” o algo así como los “remedios de la abuela” del país del sol naciente. Son técnicas que optimizan una actividad cotidiana. En Japón los urawaza han sido compartidos por el boca a boca y se transmite de generación en generación. Entre los urawaza más comunes está el de evitar que las asas de las bolsas pesadas nos hagan daño en las manos.

En muchas ocasiones, estos urawaza utilizan objetos o productos para resolver nuestros problemas diarios, que en un principio no están pensados para dicha acción. En esta ocasión este urawaza nos enseña a utilizar 4 objetos con el fin de evitar que las asas de las bolsas pesadas nos hagan daño en las manos. Para realizar estos trucos tan solo necesitaremos cuatro monedas de un tamaño medio (5 centavos, 20 céntimos), aunque puede realizarse con monedas más anchas.

Aunque las bolsas de plástico o de tela que nos ofrecen en los supermercados tengan el asa ancha, esta suele convertirse en un fino hilo que nos hace daño cuando el contenido es muy pesado. Para evitar que esto suceda tan solo tenemos que modificar el asa de dicha bolsa. Coge las cuatro monedas que hemos comentado, colocalas en la parte superior de cada asa y envuélvelas con el plástico.

Tal vez al principio te resulte un poco complicado, ya que cada asa debe llevar dos monedas. Estas monedas deben coincidir con los dedos corazón y anular de la mano, de forma que al levantar la bolsa, el peso de la misma no descanse sobre nuestras manos a través del plástico, sino sobre las monedas. Esto hará que las asas sean más firmes y anchas, evitando así que se corte la circulación.

Bolsas de la compra

Tal vez te interese:
– 6 trucos para comprobar realmente si tienes mal aliento
– Toda la vida usando mal el cartón de leche; te explicamos cómo se hace
– Ahorra dinero con tu cepillo de dientes: 15 trucos que puedes hacer

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro