Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Las batallas campales, convertidas en un salvaje y peligroso deporte

31/03/17 | +Asia

El fútbol, el baloncesto, la natación o el rugby… son alguno de los deportes más seguidos de todo el mundo. Estos deportes suelen ser perseguidos por millones de personas, lo que deriva en un reconocimiento mundial y económico. La demanda de un deporte también puede estar influenciada por el país de origen. Uno de los ejemplos más claros de esto es el baloncesto en Estados Unidos o el ping-pong en los países orientales, lo que demuestra que según la zona será un deporte más o menos seguido.

Pero como ya sabéis, existen deportes muy poco seguidos, casi desconocidos. No os hablamos del squash o el curling, que sí son juegos minoritarios, pero tienen su pequeña fama. En esta ocasión os hablamos de un deporte verdaderamente minoritario, juegos que son conocidos tan solo en un país o, incluso, en alguna región más pequeña.

Aunque la finalidad de un deporte es la competición sana, no podemos negar la violencia que implica a algunos de ellos. El karate, el judo o el sumo son deportes de contacto, en el que los participantes, aunque no quieren hacer daño al rival, pueden ocasionar daños severos. Luego también tenemos deportes como el boxeo, en el que el objetivo es ganar al rival dejándolo fuera de combate.

¿Conoces el bo-taoshi? Este deporte, que literalmente significa “derribar el poste“, es básicamente una batalla campal. Se trata de un deporte minoritario japonés realmente peligrosos. Es un juego al aire libre que se practica durante las fiestas escolares japonesas. Seguro que te sorprenderá conocer que cada equipo está formado por 150 integrantes, y es practicado tan sólo por los cadetes de la Academia de las Fuerzas de Autodefensa de Japón.

A cada equipo se dividió en dos grupos de 75 atacantes y 75 defensores. Los defensores comienzan en una posición defensiva con respecto a su propio poste, mientras que los atacantes asumen una posición de ataque con respecto al póster rival. Como podéis imaginar, el objetivo final es el de derribar el poste del equipo contrario.

La partida empieza con el poste en posición vertical y para alcanzar la victoria basta con conseguir que el poste alcance una posición de 30 grados con respecto al suelo. Durante las “batallas” los jugadores atacantes tienen que atacar en masa a los defensores, que se defenderán a golpes evitando que el equipo rival llegue al poste y lo tire. No es extraño ver a algún jugador herido en el suelo o trasladado al hospital en camilla.

Como cualquier deporte, hay posiciones bien marcadas, tanto para defensa como para los atacantes:

Defensa

Fijadores del Mástil: Sostienen el poste en la posición vertical.
Barrera: esta posición es ocupada por la mayoría de defensores, su trabajo es proteger el poste.
Interceptor: molestar e interrumpir a los jugadores atacantes que se introducen dentro de la barrera.
Neutralizador: los atacantes, apoyándose en la espalda de sus compañeros, intentarán saltar por encima de la barrera. El trabajo del neutralizador es intentar evitar estos ataques.
Ninja: una de las posiciones más importantes. Se sitúa en la parte superior del poste, defendiéndolo de todos los rivales que consigan abrazarlo. Además, al estar en una posición elevada, podrá ver la estrategia de los atacantes y comunicárselo a sus compañeros defensores.

Ataque

Trampolín: actúa como una piedras de apoyo, que sus compañeros atacantes utilizan para saltar por encima de la barrera defensiva del rival.
Atacante de poste: se encargan de atacar al ninja rival, tirándolo o usando el peso de este para facilitar el derribo del poste.
Atacante general y de apoyo: Se encargan de atacar libremente, haciendo cualquier cosa que sea molesta para la defensa.

Tal vez te interese:
– Juegos Olímpicos: deportes en los que los asiáticos son los mejores del mundo
– Estos son los deportes más seguidos en Japón
– No te pierdas el divertido y sorprendente lanzamientos de este jugador de béisbol

Imagen inicial: Bashny

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro