Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Las 108 campanadas tradicionales de año nuevo no se libran de las quejas

5/01/18 | +Asia

El paso de un año a uno nuevo, está marcado en el país del sol naciente por el repique anual de las campanas del templo, una de las muchas tradiciones budistas practicadas en Japón. Denominado como Joya no kane (除夜の鐘) es una tradición propia del budismo que se realiza en el momento del paso del Año Viejo al Año Nuevo. Es la actividad que culmina el Ōmisoka (celebración de la Nochevieja japonesa) y da inicio al Año Nuevo japonés. La campana se tañe un total de 108 veces durante la ceremonia, ni una más ni una menos, y el último golpe marca el comienzo del año.

Se cree que los humanos albergan 108 deseos mundanos o defectos, como la ira, la sospecha y la lujuria, la posesión, el deseo… que nos impiden alcanzar la felicidad suprema. Cada golpe en la campana del templo elimina un deseo malvado, por lo que entramos en el nuevo año con un borrón y cuenta nueva. Una forma de purificarnos para empezar el año de la mejor forma posible.

Como podéis ver, esta tradición se realiza en las campanas de los templos budistas, y algunas son realmente enormes. La ceremonia es realmente llamativa, y a más de uno nos gustaría presenciarla. Sin embargo, dada la proximidad de algunas de estas campanas a las áreas residenciales, algunos lugareños muestran su malestar por el ruido que causa la ceremonia. Aunque se presentan pocas quejas cada año, su impacto es suficiente para obligar a ciertos templos a suspender por completo esta práctica anual. Un ejemplo es la campana en el templo de Senju-in en Koganei, al oeste de Tokio, que ha permanecido silenciada durante los últimos cuatro años.

Estas quejan han provocado muchas opiniones en las redes sociales japonesas. A decir verdad, las campanas no son golpeadas continuamente; hay mucho silencio y tiempo de inactividad entre las mismas. Muchos piensan que podrían causar molestia si las campanas emitiesen sonidos agudos y molestos, pero estos son realmente bajos y, en opinión de muchas personas, nada perturbadores y muy profundos. Los internautas japoneses expresaron su descontento por las quejas, y muchos se horrorizaron al ver que sus compatriotas se oponen a una tradición profundamente arraigada:

108 campanadas

– “No está sonando constantemente, así que déjate llevar“.
– “No entiendo por qué tienen que quejarse todos los años”.
– “¿Qué tan estrechos de mente son para detener una tradición tan antigua?”.
– “¡Qué trágico que nuestra cultura tradicional se esté perdiendo lentamente de esta manera”.
– “Quiero ver con mis propios ojos qué tipo de persona quiere hacer tal cosa (detener las campanadas)”.

Seguramente, el sonido de las campanas es una pesadilla para unos pocos japoneses, pese a que se trata de una ceremonia cargada solo con buenas intenciones. ¿Crees que debería detenerse esta tradición anual?

108 campanadas

Tal vez te interese:
– Fideos interminables y tabues sobre la edad; así se celebran los cumpleaños en China
– Ikigai, el secreto japonés para vivir una vida larga y en armonía
– ¿Por qué China tiene este nombre y quién se lo puso?

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro