Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

La Ruta de la Princesa, el túnel encantado plagado de espíritus

11/01/18 | +Asia

Japón es, posiblemente, uno de los lugares más tenebrosos del mundo. Sí, es cierto que en su territorio se encuentran algunos de los paisajes más bellos de la Tierra, pero también lo es que posee muchos lugares con historias tenebrosas. Seguramente es debido a que su cultura tradicional es rica en seres fantásticos y leyendas de terror; y es que en cuanto a miedo se refiere, el país del sol naciente no tiene rival. En NoSoloManga os hemos contado muchas de estas historias de terror, protagonizadas por lugares encantados, apariciones fantasmales o objetos endemoniados.

Un clásico de las historias tenebrosas, ya sea en Japón o en nuestro país, son los lugares encantados. En España tenemos varios ejemplos de este tipo: la casa de las caras de Bélmez, el Palacio de Linares, el Hospital del Tórax o el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. En esta ocasión vamos a hablaros del conocido como Túnel de Honsaka, por el que no querrás pasar en un futuro.

Ubicado en las cadenas montañosas de Toyohashi, en la prefectura de Aichi, el antiguo Túnel de Honsaka (también conocido como Honzaka) se utilizó como una ruta alternativa de viaje después de que un gran terremoto dañase la principal ruta entre las prefecturas de Shizuoka y Aichi. El túnel ha sido el lugar de varios accidentes mortales ocurridos mientras se construía. Sin embargo, no son estas las principales causas de la oscura leyenda que lo rodea. La tenebrosa historia que rodea a las montañas de Honsaka ha llevado a los lugareños a creer que el área está infestada de espíritus femeninos.

Debido a la inquietante historia que rodea a la ‘Ruta de la Princesa‘, que atraviesa Honsaka, el Antiguo Túnel de Honsaka figura como uno de los lugares más encantado y tenebrosos del país del sol naciente. Durante el periodo Edo, que tuvo lugar entre el 24 de marzo de 1603 hasta el 3 de mayo de 1868, ciertos conflictos obligaron a un gran número de mujeres a abandonar a sus esposos; los cuales eran en su mayoría señores de la guerra. La ‘Ruta de la Princesa’ fue nombrada así debido a que el número de estas mujeres que recorría el tramo de sesenta kilómetro entre Shizuoka y Aichi fue muy elevado.

Túnel de Honsaka / GoogleMaps

Las autoridades asaltaban e interrogaban a estas mujeres en los caminos “normales”. En el área de Honsaka, el método de interrogatorio que tenía el fin de buscar notas o armas ocultas, fue notoriamente abusivo. Entre las atrocidades que se cometieron se incluyen los golpes, desnudos y violaciones. Debido a estos procedimientos interrogatorios, hubo un número significativo de mujeres que decidieron viajar por otro camino. Antes de un catastrófico terremoto en 1854, que causó un daño tremendo a gran parte de la Ruta de la Princesa, las mujeres tomaron la difícil decisión de viajar a través de las cadenas montañosas de Honsaka. Esta ruta tenía mucha dificultad, y contaba con subidas empinadas, bajadas bruscas, un frío gélido en invierno y una humedad insoportable en verano; además de los bandidos y asesinos que acechaban fuera del territorio de las autoridades.

Muchas mujeres fueron secuestradas, murieron o, simplemente, desaparecieron. Debido a las asombrosas estadísticas de mujeres que murieron al intentar evitar el interrogatorio de las autoridades, se cree que en el antiguo Túnel de Honsaka se manifiestan los espíritus de estas mujeres, entre los que se incluyen: un espíritu agarrando a un bebé, un espíritu vestido con un kimono o el espíritu de una anciana que aparece boca abajo en el techo del túnel. También se ha informado de la presencia de una figura femenina que aparece en los asientos traseros de los automóviles, que parece suplicar a los conductores que la ayuden a escapar del túnel.

Túnel de Honsaka / GoogleMaps

Tal vez te interese:
– Las calles malditas en las que no querrás caerte si visitas Japón
– Conoce el psiquiátrico encantado más temido y sus extrañas muertes aleatorias
– Oshima, la isla encantada en la que deberás cuidar la dirección de tus pasos

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro