Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

La policía detiene a un "lamedor de pies" en serie

16/11/16 | +Asia

Pocas veces la policía ha tenido que hacer frente a un individuo dedicado a lo que supuestamente se dedicaba Akira Nishiyama, un trabajador de 56 años de Japón, que ya está siendo considerado como el primer “lamedor de pies en serie”, al meno por la policía de Kioto, quienes ya lo habían bautizado con este sobrenombre.

El pasado 7 de noviembre la policía de esta importante ciudad japonesa detenía a este hombre de mediana edad, tras haber atacado sexualmente a una joven en la medianoche del pasado 23 de julio. Según la víctima, un varón de mediana edad se le acercó, mientras caminaba cerca de un aparcamiento, pidiéndole que le ayudase a comprobar los frenos del vehículo.

Pies

La joven, en la veintena, accedió a sentarse en el coche del delincuente para accionar el pedal del freno cuando este le indicase. Sin embargo, el hombre le quitó uno de los zapatos y comenzó a lamerle la planta de los pies. En estado de shock por lo que estaba pasando, y temiendo que pudieran atacarle con un arma, la víctima no pudo defenderse ni escapar de la escena, que se alargó durante aproximadamente media hora.

Pudo, eso sí, tomar pruebas con su smartphone de la agresión, y cuando el individuo se marchó con su coche, también acertó a apuntar la matrícula del coche, lo que ha llevado a la policía japonesa hasta el culpable de esta lamentable agresión sexual. El vídeo capturado por el móvil de la víctima será de gran utilidad a la hora de resolver con rapidez el caso.

Un delincuente en serie

Según sospecha la policía de la Prefectura de Kioto, lo más probable es que se trate de un reincidente, ya que existen denuncias previas de víctimas que aseguran haber sido atacadas por un delincuente que también se fijó en sus pies.

Pies

Las víctimas siempre son jóvenes que rondan la veintena, y ya se han registrado otros seis casos similares en la zona de Fushimi desde 2012. La policía llevaba años siguiéndole el rastro a este delincuente, que ahora parece estar finalmente encerrado.

El acusado ha negado los hechos, pese a las evidentes pruebas, asegurando que no recuerda nada de lo ocurrido.

Quizás te interese:
La empresa que obliga a comer gusanos a sus trabajadores
Copiar en un examen ya tiene pena de cárcel; y no son pocos años

Encuentra más noticias de:

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro