Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

La historia del gato que utiliza el tren para viajar todos los días

14/11/16 | +Asia

Si sois fans del anime, y habéis visto ‘Susurros del corazón’ (‘Mimi wo sumaseba’, ‘耳をすませば’) realizada por Studio Ghibli, la compañía japonesa de animación más prestigioso de todos los tiempos, seguro que esta noticia os resultará familiar. A parte de un gran dibujo, una historia excepcional y una calidad excelente, como cualquier película del estudio, uno de los detalles que más gustó a sus fans fue uno de sus personajes. Estamos hablando, como no podía ser de otro modo, de Moon, el compañero felino de los protagonistas.

Moon es un gato rechoncho, que va de un lugar a otro y que responde a varios nombres, dependiendo del lugar de la ciudad en el que se encuentre, pues varias familias lo alimentan. Para Seiji este gato se llama Moon. Lo peculiar de este gato es que tomaba el tren para ir de un lugar a otro, algo peculiar e impropio de un gato, incluso para la ficción. Pero como muchas veces habréis escuchado, la realidad superar a la ficción, y nuestro siguiente protagonista confirma esta regla.

Se trata de un pequeño minino que se ha convertido en una celebridad en Japón, ya que toma la línea de tren de Siebu-Ikebukuro de forma habitual. Pese a que la mayor fama de este gato ha trascendido ahora, algunos usuarios del ferrocarril han comentado que han visto al animal tomando el tren desde, por lo menos, 2013.

Además, varias personas que han compartido asiento con el felino, han asegurado que este no está acompañado por su dueño en ningún momento, y que debe de saltar al tren en algún lugar de la línea. Incluso alguno especula con la posibilidad de que el animal esté aprendiendo las normas del tren, situándose en los asientos de forma compacta, dejando espacio para quien quiere sentarse.

Uno de los tópicos japoneses, es que a los habitantes del país les gustan los gatos, y aunque esto sería discutible, también les gusta la limpieza y el orden en sus servicios. En los trenes, por lo general, las mascotas tienen que ser colocadas en los transportines de animales antes de subir, debido al pelo o suciedad que puedan generar, y los desperfectos que quizás causen. Sin embargo, los responsables de la línea Siebu-Ikebukuro han hecho la vista gorda con este gato.

Si te toca viajar a Japón en las próximas semanas, o si estás leyendo esto desde el país del sol naciente, tal vez tengas un poco de tiempo para tomar la línea Siebu-Ikebukuro, y con un poco de suerte, conocerás al minino que ha aprendido a tomar el tren; y quién sabe, si lo sigues igual te lleva a algún lugar mágico, como en la película de Studio Ghibli.

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro