Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

La Gran Muralla China está hecha con arroz y otras cosas increíbles que no sabías de ella

27/06/17 | +Asia

¿Quién no conoce la Gran Muralla China? Es una antigua fortificación construida y reconstruida entre el siglo V a. C. y el siglo XVI d.C. Su finalidad era la de proteger la frontera norte del Imperio Chino durante las sucesivas incursiones los nómadas xiongnu de Mongolia y Manchuria. La muralla fue designada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1987 y también forma parte de las nuevas Siete Maravillas del Mundo.

Contando sus ramificaciones y construcciones secundarias, se calcula que tiene sobre unos 20.000 kilómetros de largo, desde la frontera con Corea, hasta el desierto de Gobi. Se conserva un 30% de ella. Mide de 6 a 7 metros de alto y de 4 a 5 metros de ancho. Sin duda, la Gran Muralla de China es uno de los logros más antiguas, más grande y más célebres del ingenio humano. Sin embargo, seguro que hay alguna curiosidad que no sabes de ella, vamos a ver las más conocidas.

Un ingrediente sorpresa en su masa

Gran Muralla China

Es, en una gran parte, una construcción realizada con los materiales de la época. Sin embargo, sus muros llevan un ingrediente muy especial, arroz glutinoso. ¿Fue incorporado en las recetas del mortero gracias a sus propiedades adhesivas. Los estudios modernos han revelado que el arroz ayuda y explica la fuerza y resistencia de la pared.

La estructura no es continua

Gran Muralla China

Hay una idea errónea de que la Gran Muralla China es un largo muro ininterrumpido. Realmente se describe como una red de 20.000 kilómetros de muros que abarcan la frontera norte de los territorios antiguos del gigante asiático.

La construcción tardó más de 1800 años

Gran Muralla China

Qin Shi Huang, en el año 221 a.C. dio inicio a la dinastía Qin. Comenzó la construcción de una muralla de 5.000 kilómetros para salvaguardar su territorio. Dinastías posteriores continuaron este trabajo y añadieron sus propios diseños. Mientras que la construcción comenzó bajo la dinastía Qin (desde el 221 a.C. al 206 a.C.), los segmentos reconocibles en los que pensamos cuando visualizamos la gran pared pertenecen a la dinastía Ming, que gobernó en China entre los años 1368 al 1644.

Liberar los espíritus de los fallecidos

Gran Muralla China

Con la gran cantidad de vidas que la Gran Muralla se llevó, eran muchos los familiares afligidos que temían que los espíritus de sus seres queridos quedarán atrapados para siempre dentro de los muros. En un esfuerzo por ayudar a los obreros fallecidos a cruzar al “otro lado”, un familiar cruzaba el Muro con un gallo a cuestas. Se creía que esta tradición ayudaba a guiar a los espíritus lejos de la muralla.

Un castigo común para los condenados chinos

Gran Muralla China

En una versión particularmente extrema de los servicio a la comunidad modernos, la construcción de la Gran Muralla, el mantenimiento y la vigilancia eran tareas habituales de los condenados de la dinastía Qin. Para distinguir los trabajadores delincuentes de sus compañeros civiles, las autoridades afeitaban las cabezas de los convictos y ataban sus extremidades con cadenas. Algunas estimaciones indican que unos 400.000 trabajadores murieron mientras construían la muralla.

Tal vez te interese:
– Ni muros ni diques; esta ciudad posee la defensa anti-tsunami definitiva
– El bosque de los suicidios: 10 cosas que seguro no sabías de Aokigahara
– Viaje a Tsumago, un rincón histórico que te fascinará

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro