Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

La cápsula Noah, el invento japonés para sobrevivir a un tsunami

1/06/16 | +Asia

Cómo sabéis, tristemente Japón es una zona en la que históricamente ha sido azotada durante miles de años por multitud de terremotos, de los cuales muchos han generado enormes tsunamis. El último de ellos se produjo en el año 2011, generado tras un temblor de magnitud 9 en la escala de richter.

Este terremoto, con epicentro en el mar, frente a la costa de Honshu, a 130 km al este de Sendai, en la prefectura de Miyagi, generó un gran tsunami que barrió las costas de Japón dejando miles de muertos y provocando incidentes que aún perduran hoy en día; como el sucedido en la central de Fukushima y que por el momento sigue contaminando la zona en la que está situada.

Noah

Pese a que el país lleva años produciendo tecnologías anti terremotos, como edificios especiales, fue evidente que no estaban preparados para una ola de semejante calibre. A partir de este suceso Japón empezó a reunir medidas contra tsunamis, como la ‘muralla japonesa’ anti-tsunamis de 400 kilómetros. Esta megaestructura, que ronda un coste de más de 6.800 millones de dólares, tiene grandes detractores, ya que incidiría gravemente sobre los ecosistemas marinos, lo que afectaría indudablemente a la industria pesquera. Además, aunque amortiguase la potencia del impacto, muchos son los preocupados por si pudiese generar una sensación de falsa seguridad, que podría resultar contraproducente.

La empresa New Cosmo Power propone una solución menos dañina para el medio ambiente y de uso más particular. La han llamado Noah, y se trata de una cápsula anti tsunami, aunque su creador asegura que es igual de resistente contra terremotos o incluso huracanes, eso sí, no podremos hacer nada frente al fuego. La empresa describe su cápsula como una versión moderna y en miniatura del Arca de Noé. En su interior hay espacio para 4 personas adultas, flota en el agua y está hecha de fibra de vidrio reforzada. Posee agujeros de respiración en la parte superior y una ventana pequeña con la que ver el exterior.

Noah

Está pintada de un amarillo chillón, ya que según sus creadores, en el supuesto en que pasase algo, la cápsula es más fácil de localizar. La barra de su interior servirá para que las personas que estén usando se sujeten. Nada más terminar el prototipo y sacarlo al mercado, la compañía consiguió pedidos de más de 600 unidades, y eso que el producto no es barato, unos 3.500 euros. Esperemos que las personas que lo hayan comprado por seguridad, no tengan que usarlas nunca...

Quizás te interese:
Tempescope, el gadget japonés que reproduce el tiempo del exterior
Una agencia de publicidad crea un plato que elimina 30 calorías en cada comida

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro