Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Japón obliga a sus trabajadores a tomarse días de vacaciones

15/09/16 | +Asia

Hemos visto, en el pasado, como Japón tiene uno de los sistemas laborales más duros del mundo, en donde no sólo es exigente con empleados y jefes, también es tremendamente competitivo, lo que provoca que muchas personas permanezcan en sus puestos de trabajo hasta 14 o 15 horas seguidas, terminando la jornada, en todos los sentidos, agotados. Por este mismo motivo las mujeres tienen tantos problemas para compaginar la vida laboral con la familiar (la familia sigue siendo tradicional), y por este motivo muchos empresarios japoneses tienen más posibilidades de morir antes de los 60.

Sin embargo, y pese a que puede ser hasta beneficioso para algunas empresas – todo depende de la mentalidad, el gobierno nipón no está contento con la situación de algunos de sus trabajadores. El descanso no es sólo esencial para el rendimiento de un trabajador, también es importante para su familia y para que las personas tengan una vida saludable. Sin embargo, si el sistema “obliga” a muchos trabajadores a pasar 14 o 15 horas al día en sus puestos de trabajo, ¿cómo pueden esperar que cumplan sus días establecidos de vacaciones al año?

Trabajadores japoneses

Especialmente desde 2012 los políticos japoneses están trabajando para garantizar que todos los empleados del país puedan tener, sin ningún tipo de miedo, los días de descanso que se merecen. El motivo del duro mercado laboral japonés es, sin duda, digno de un artículo propio, pero muchos aseguran que se debe a dos motivos en concreto: la recuperación tras la guerra y la crisis financiera ocurrida en Japón a principios de los 90 (una de las mayores burbujas especulativas de la historia económica), en donde los trabajadores japoneses tenían que pasar muchas horas en el trabajo para levantar económicamente el país, ahora una de las grandes potencias económicas. Esta cultura del esfuerzo obligatorio para salvar económicamente al país aún se conserva en la actualidad.

El único método que el gobierno japonés tiene a su disposición para que sus trabajadores tengan una vida laboral medianamente “sana”, es crear leyes que les obliguen a cumplir ciertas ventajas que, en otros países, por supuesto son inamovibles por los trabajadores. De esta forma, por ejemplo, cuando en España tenemos días de vacaciones no tardamos en marcharnos corriendo por la puerta de la oficina, sin embargo, en Japón tienen que ser obligados en muchos casos. Las vacaciones son, en el país del sol naciente, una responsabilidad legal de los empleadores.

Trabajadores japoneses

Al margen del beneficio para los trabajadores, el gobierno nipón lleva creando, desde hace tiempo, muchas leyes en este sentido en favor de relajar las exigencias de su mercado laboral, si bien desde 2012 estas leyes son aún más evidentes. El motivo no es otro que el “económico” ya que, no nos olvidemos, el dinero es lo que lo mueve todo en los países más desarrollados. Un sistema laboral en el que sus trabajadores trabajan 15 horas al día, y por encima no tiene días de descanso obligatorios al año, aumenta el coste en otros aspectos como la salud pública, los servicios sociales y un empeoramiento de la productividad. El sistema laboral también es uno de los principales motivos por los que las parejas japonesas, en muchas ocasiones, prefieren no tener hijos, causando un enorme problema en la natalidad del país.

Muchos creen que quizás, cuando hablamos del duro sistema laboral japonés, estamos de alguna forma exagerando, y que nadie pasaría tanto tiempo en la oficina, anteponiendo el trabajo a su vida familiar o a su salud. Simplemente para demostrar este fenómeno tenemos que conocer la palabra “karōshi” (過労死), que literalmente en japonés significa “muerte por exceso de trabajo“. Sí, en Japón ya utilizan un término destinado únicamente al aumento de la mortalidad por complicaciones debidas al exceso de trabajo, especialmente derrames cerebrales o ataques cardíacos. Este es un fenómeno que el Ministerio de Sanidad japonés ya reconoció en 1987.

Trabajadores japoneses

Japón estima que, cada año, se producen unas 200 muertes dentro del fenómeno “karoshi”, sin embargo, los suicidios debido a depresiones laborales no se cuentan tampoco dentro de esta categoría, así que podrían ser bastantes más.

Sólo un 11% de los franceses o alemanes trabajan más de 49 horas a la semana. En Japón la cifra llega al 22% de los trabajadores. Sin embargo, la media de vacaciones de los trabajadores en Japón es de 9 días al año, englobando en dichos días las ausencias obligatorias por enfermedad. Por este motivo, los empleados del país se reservan dos o tres días al año en caso de un resfriado o una enfermedad leve. Las leyes cubren su empleo y una parte de su sueldo por enfermedad grave, pero en caso de pequeñas afecciones, los nipones utilizan sus días de descanso.

Las nuevas leyes esperan flexibilizar los horarios laborales y permitir que, sobre todo en verano, los padres pasen más tiempo con su familia e hijos.

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro