Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Hoy cocinamos: Mochi

11/04/16 | +Asia

En esta sección os enseñaremos a cocinar algunas de las recetas más deliciosas de Japón y de otros países asiáticos. Hoy os traemos los pequeños, aunque deliciosos, pasteles japoneses llamados mochis, y que sin duda habréis podido ver vendiéndose en gran cantidad de eventos manga/anime o en tiendas de comida asiática. Son fáciles de encontrar y comprar en cualquier ciudad española pero, si además de comer estos delicioso pasteles, quieres pasar un buen rato en familia preparándolos, atento a la receta.

Básicamente el mochi es un pequeño pastel hecho de mochigome, un grano de arroz glutinoso del que se obtiene harina, aunque originalmente lo machacaban hasta obtener una pasta en una ceremonia que se denominaba mochitsuki, después de cocinarlo y dejarlo en remojo una noche entera. En Japón estos dulces suelen realizarse y comerse, de forma tradicional, para celebrar el año nuevo; ¡aunque por supuesto vosotros podéis hacerlos todo el año! Con una textura más o menos “chiclosa”, los mochis están deliciosos, pueden ser rellenados de una gran cantidad de productos y, además, son realmente sencillos de hacer.

Mochis

Ingredientes:

– 200 gramos de harina de arroz dulce
– Almidón (de patata nos servirá perfectamente o incluso maicena)
– 80 gramos de azúcar
– 240 ml de agua
– Mermelada, fruta, chocolate, anko, crema o cualquier otro producto con el que queramos rellenarlos.

Realización:

La realización es sencilla. En primer lugar en una fuente amplia mezclamos la harina de arroz, el azúcar y poco a poco vamos añadiendo el agua. Asegúrate de que quede bien mezclado y no se vean muchos grumos. La mezcla debe quedar pegajosa.

Mochis

Calentamos la mezcla unos minutos en el horno o microondas a temperatura baja, la sacamos para revolver y nuevamente la calentamos unos minutos. Tras dejar enfriar un poco la masa, ponemos un poco de almidón en una superficie y añadimos a la mezcla un poco si hace falta. Amasa la mezcla y después la divides en partes, según el tamaño con el que quieras realizar los mochi. Habitualmente son pequeños, del tamaño de una nuez, pero esto es a gusto del consumidor. Con 200 gramos de harina de arroz podrás hacer unos 12 mochis o alguno más.

Aplana las partes y haz forma de círculo. Pon el relleno en el interior y envuélvelo con la masa. Será fácil realizar esta operación, pues la masa es bastante elástica.

Hay quien les echa diferentes colorantes alimenticios para darles algo de color, diferenciando así el relleno, por ejemplo. Aunque no tiene porque haber peligro, la textura “chiclosa” de los mochi podría dar algún que otro disgusto, sobre todo a los más glotones, así que saboreadlos con calma. ¡Buen provecho!

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro