Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Hoy cocinamos kasutera, el riquísimo bizcocho japonés

26/09/16 | +Asia

Empezamos la semana de la forma más dulce posible: aprendiendo a preparar uno de los bizcochos más conocidos de Japón, común en los famosos festivales japoneses y, por supuesto, muy apreciado entre los que gustan de comer en pequeñas tiendas de las calles mientras pasean por diferentes ciudades niponas. Aunque actualmente es famosa la variedad de Nagasaki de este pastel, lo cierto es que, como muchas famosas comidas de la gastronomía japonesa, el kasutera (カステラ) es, en realidad, un “préstamos culinario” importado de un lugar muy lejano.

Un lugar muy lejano de Japón y un lugar muy cercano a España, pues el origen de este bizcocho es portugués, aunque España probablemente tuvo mucho que ver en esta receta. De hecho, a este bizcocho se le llama pão de Castela en su país de origen, que significa “pan de Castilla“. Desde que los misioneros portugueses lo introdujeron en Japón durante el siglo XVI, se ha convertido en un plato extendido por todas las zonas del país asiático. Se considera una especialidad de Nagasaki, ya que fue por esta ciudad por la que entraron gran cantidad de misioneros occidentales.

Kasutera

Como curiosidad, os podemos decir que debido a que el kasutera se conserva bien durante días, era muy usado entre los marineros de la época para llevar a alta mar.

Ingredientes:
6 huevos
1 taza de azúcar
1 taza de harina leudante
3 cucharadas de leche
3 cucharadas de miel
Mantequilla

Receta del kasutera

Kasutera

Como veis por la cantidad de ingredientes, es una de las recetas más sencillas que os hemos traído y, a la vez, más deliciosas. Lo primero que tendremos que hacer es, en un cazo, calentar la leche. Una vez que esté caliente, le ponemos las tres cucharadas de miel y lo dejamos reposar. Ahora toca separar las claras de la yema en el caso de los seis huevos, y batir las claras a punto de nieve añadiendo el azúcar poco a poco.

Mientras tanto, tendremos que tener las yemas de los huevos batidas. Cuando tengamos las claras a punto de nieve, vamos añadiendo poco a poco la yema batida. Más tarde añadiremos también la harina leudante, de nuevo poco a poco. Ahora es el turno de añadir a la mezcla la miel con leche que previamente hemos juntado en un cazo. Remueve todo bien.

Kasutera

Ahora preparamos una fuente de horno grande con papel de horno, untado con un pizca de mantequilla. Precalienta el horno a unos 160 grados. Vierte toda la mezcla en el molde y, una vez en él, haz temblar con las manos un poco el molde para que la paste se asiente bien y no queden cámaras de aire. Tendremos que cocinarlo en el horno entre 40 y 50 minutos, cuando notemos que el interior está realizado pero sin pasarse. Debe quedar con una textura esponjosa en el interior. Deja, antes de probarlo y cortarlo, que el bizcocho se enfríe durante unas horas.

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro