Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

¿Existen realmente las sirenas? En este país puedes ver sus restos

24/02/17 | +Asia

Las sirenas son una de las criaturas más representativas de las leyendas y el folclore de muchas culturas, especialmente todas las que han tenido contacto con el mar, siendo uno de los principales elementos de sustentación de su economía y por lo tanto forma parte de su forma de ser. No sólo libros e historias mitológicas, las leyendas de los marineros han mantenido vivo el mito de las sirenas, siendo criaturas que fascinan a los historiadores y humanos en general; sólo tenéis que ir a cualquier servicio de vídeos en Internet y buscar sirenas para ver gran cantidad de vídeos falsos sobre sirenas.

Existen varias versiones de estas criaturas legendarias pertenecientes al folclore; por supuesto nos encontramos con las sirenas más amables y traviesas, o versiones mucho más terroríficas y malévolas. Engañan a los pescadores con su belleza y su canto, llevándolos hasta el fondo del mar cuando los atrapan para ahogarlos. Aunque al principio nacieron como híbridos de mujer y ave, en Occidente se cambió la visión de las mismas desde el lanzamiento del Liber Monstrorum, un manuscrito anglo-latino de finales del siglo VII o principios del siglo VIII que cataloga criaturas fantásticas. Desde entonces conocemos a las sirenas como híbridos entre mujeres y peces.

La sirenita - Walt Disney Pictures
La sirenita – Walt Disney Pictures

Por supuesto, las sirenas por el momento nunca han salido del papel y de los relatos que protagonizan, y en la actualidad no se han descubierto pruebas inequívocas de que las sirenas forman o han formado parte de la vida en este planeta. Sin embargo, parece que un país posee la prueba de la existencia de sirenas reales desde hace cientos de años, protegiendo estos restos para que no se pierdan en el olvido. Este país es Japón, y probablemente esta sea una de las curiosidades menos conocidas del país del sol naciente en lo que a turismo se refiere.

En Hakata-ku, uno de los siete barrios de la ciudad de Fukuoka (福岡市), capital de la Prefectura de Fukuoka en el extremo norte de la isla Kyushu, se encuentra un templo llamado Ryuguji. No parece gran cosa y, de hecho, es bastante más pequeño que los impresionantes templos que estamos acostumbrados a ver en los folletos promocionales de Japón. Sin embargo, es probablemente el único templo del mundo en el que, entre sus pasillos y salas, se guardan los restos de un animal mitológico, las sirenas. Este templo centenario, rodeado de grandes edificios modernos, oculta los supuestos huesos de una sirena desde el décimo tercer siglo, cuando el ejemplar supuestamente llegó a tierra.

Habitante de Ryugu, el palacio místico del dios dragón

Pintura de una sirena por John William Waterhouse
Pintura de una sirena por John William Waterhouse

Aunque la entrada no es libre, sí es posible reservándola previamente por teléfono. Ryuguji conserva los “huesos de sirena” desde hace ocho siglos, y los visitantes pueden verlos sin ningún tipo de limitación o impedimento y, aunque fuera de fronteras niponas su existencia es más bien desconocida, estos son muy conocidos en la ciudad y hasta han llegado a aparecer en folletos turísticos, pese a que las sirenas siguen siendo un mito y no una realidad.

Cuenta la leyenda que una sirena fue enterrada en el templo después de que se construyera un muelle en el área de Hakata, en el Japón medieval de 1222. Abe-no Otomi, un onmyōji -un sabio con conocimientos de ciencia y magia de la época- aseguró en dicho momento que la aparición de la sirena era un buen augurio para la larga prosperidad de la nación. Mediante las indicaciones de esta especie de chamán, la sirena fue enterrada en uno de los pasillos secundarios, al lado del principal dedicado a Kanzeon Bodhisattra. Ahora este pasillo es conocido como Ryugu-Ukimido, ya que la leyenda asegura que las sirenas proceden de Ryugu, un palacio místico donde el dios dragón del mar reside en el fondo del océano.

Huesos de la sirena - Shinjiro Sadamatsu/Asahi
Huesos de la sirena – Shinjiro Sadamatsu/Asahi

En la actualidad puede verse un pequeño monolito en el templo con el grabado “Ningyo-zuka“, que podemos traducir como “tumba de la sirena“. Posteriormente los huesos fueron desenterrados, aunque no en su totalidad, y solo se conservaron 6 piezas. Fueron encontradas en la excavación del templo, entre 1772 y 1781. El templo tiene algunas obras artísticas muy interesantes, como un rollo de pintura que se cree que pertenece a la era Eiroku, entre el 1558 y el 1570. En la era Meiji, una vieja tradición del templo permitía a los visitantes beber agua que había estado en contacto con los huesos, ya que se creía que de esta forma se evitaban las epidemias.

Muchos expertos creen que el avistamiento de sirenas a lo largo del mundo, en realidad, pertenecen a avistamientos de dugón. Por lo tanto, tampoco se descarta que dichos huesos pertenezcan a un dugón o a otro animal marino más “terrenal”. Sin embargo, es más bonito pensar que son los restos de una sirena real.

Quizás te interesa:
Santuario Kashima, el templo místico de las artes marciales
Ventiladores de la muerte: ¿es peligroso dormir con ellos encendidos?
Okiku, la terrorífica muñeca poseída por el espíritu de una niña

Encuentra más noticias de:

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro