Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Evita que el gas se escape de tu refresco con este simple gesto

25/08/17 | +Asia

Ahorrar hasta el último céntimo se ha convertido en una prioridad en estos tiempos de crisis. Según algunos especialistas los tiempos más complicados de la crisis se han terminado, al menos en la macroeconomía, pero es cierto que las familias aún tiene problemas para llegar a fin de mes, y cada céntimo cuenta. Por ello, cuando queremos realizar una buena cena dentro de nuestras posibilidad, o simplemente queremos comprar refrescos a los peques de la casa, intentamos gastar lo menos posible.

Esto significa que muchos jóvenes, así como padres o abuelos, se decantan por formatos de bebidas grandes. Packs de botellas de dos litros son las opciones más habituales, ya que en proporción, se gasta mucho menos que las botellas de un litro o las siempre prácticas latas. Se trata de una medida lógica y responsable, sin embargo, existen algunos productos cuyo disfruto no es igual en botellas grandes.

Un zumo o simplemente el agua, probablemente, es indiferente comprarlo en botellas grandes o envases pequeños, pues su duración es amplia. Sin embargo, la mayoría de refrescos y otras bebidas carbonatadas, sufren consecuencias al permanecer mucho tiempo en una botella de dos litros. No se debe abusar de las gaseosas, de las bebidas carbonatadas, y es probable que lo recomendable sea beber un vaso en las comidas como mucho. Es más, no se debería tomar todos los días, según algunos expertos -especialmente las que contienen cafeína-.

Refresco - Pixabay

Por tanto, siguiendo o no las recomendaciones, y sobre todo en familias pequeñas -incluso estudiantes que viven solos-, llega un momento en que el refresco ha perdido todo su encanto. El momento en que la bebida, por permanecer varios días abierta y siendo usada, ha “perdido el gas” por completo. Muchas veces aún quedan varios vasos en la botella, pero se tira con líquido en su interior. El resultado es que hemos gastado más y, sin embargo, hemos bebido menos de lo esperado.

Pero tranquilos, los remedios urawaza japoneses tienen la solución. Los urawaza (裏技), que podemos traducir directamente como “truco secreto”, son técnicas peculiares e ingeniosas que optimiza una actividad cotidiana. Algunos de estos consejos tienen cientos de años, mientras que otros, como el actual, son más modernos. El truco para evitar que las bebidas carbonatadas pierdan el gas es barato, rápido y sencillo: apretar la botella.

Nada tiene que ver el tiempo abierta con su correcta conservación. Siempre que la uses, antes de ponerle el tapón y meterla en la nevera, estruja la botella. Haz que el plástico quede hacia el interior de la botella, y enroscando el tapón conservará esta forma. De esta forma conservaremos durante más tiempo cualquier bebida carbonatada, como la Fanta, la Coca-Cola o el 7-Up.

Refresco - Pixabay

La explicación es sencilla. La carbonatación se produce cuando el dióxido de carbono se disuelve en el agua para producir ácido carbónico. El gran problema es que cuando abrimos una botella se despresuriza, y el gas comienza salir del líquido -son esas burbujas que vemos subiendo-. Este es el proceso de efervescencia. Presionando la botella sacamos el aire de la parte superior de la botella, lo que ralentiza el proceso de efervescencia o escape del gas. Conseguirás que el refresco aguante mucho más con gas en la botella de dos litros.

Encuentra más noticias de:

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro