Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

¿Es posible resucitar? Estos seres vuelven a la vida tras décadas congelados

10/11/16 | +Asia

En nuestro planeta viven seres que parecen sacados de cualquier novela de ciencia ficción, que parecen ser puros extraterrestres que hacen cosas inverosímiles, pero que finalmente son tan habitantes de la Tierra como cualquier persona. Seres capaces de sobrevivir sin oxígeno y en el espacio varios días, pasar más de 10 años sin agua, en condiciones extremadamente adversas o, incluso, volver a la vida después de pasar décadas congelados en el hielo. Son, además, una de la raza de seres más numerosa del planeta, y habita en prácticamente cualquier sitio de la Tierra. Hablamos de los tardígrados, también conocidos por su forma y movimientos, como osos de agua.

Probablemente son muy pocas las personas que conozcan la existencia de estos seres, ya que su tamaño es milimétrico, aunque con cualquier pequeño microscopio son fácilmente visibles. Los que hayáis visto la serie de divulgación científica emitida en Mega, ‘Cosmos‘ -una nueva edición de la clásica de Carl Sagan-, sin duda sabréis de qué seres estamos hablando. Decenas de grupos científicos, a lo largo del mundo, están trabajando activamente con los tardígrados, debido a su adaptación extrema al medio y a su resistencia en cualquier situación.

Tardígrado- Daniel Mietchen/Wikimedia
Tardígrado- Daniel Mietchen/Wikimedia

Entre ellos, un equipo japonés del Instituto Nacional de Investigación Polar nipón, que hace unos meses lograron atribuirles a estas criaturas un logro más. Dos seres microscópicos congelados hace tres décadas -algunos ni tenemos esa edad-, han sido revividos recientemente por este equipo de investigadores. Los tardígrados en cuestión, habían sido recogidos en una muestra congelada de musgo de la Antártida en 1983, siendo almacenadas por el instituto.

Los datos de la investigación, publicados en la revista Cryobiology, indican que los investigadores lograron revivir a dos de estos seres con forma de oso microscópico, también llamadas cochinillas del musgo. Eso sí, aunque resulta extraordinario revivir un organismo tras 30 años congelado, como si se tratase de Han Solo en ‘Star Wars’, lo cierto es que uno de los tardígrados de la investigación murió unos 20 días más tarde. El segundo logró reproducirse con una descendencia de 14 seres completamente sanos y vivos. Un huevo, también congelado durante 30 años, logró eclosionar con otro tardígrado, que se unió a los dos citados con anterioridad.

Tardígrado

Por lo que parece, estos seres entran en un estado criptobiótico cuando se encuentran en temperaturas anormalmente bajas, protegiendo su metabolismo para cuando puedan descongelarse. Se sabía que estos seres podían revivir tras 8 años congelados, pero ahora la cifra ha aumentado hasta los 30 años.

Podrían ser la respuesta para procesos de la ciencia ficción que ahora pueden resultar totalmente imposibles, como la criogenización en viajes espaciales… ¿quién sabe? La respuesta quizás esté en el ADN de los tardígrados.

Formulario de registro