Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Envenena al personal de su restaurante para que rinda más

12/05/17 | +Asia

Los hechos sucedieron el pasado 9 de noviembre, aunque los medios nipones han tratado recientemente este peculiar caso de envenenamiento. En dicha fecha un hombre de 30 años, gerente de un izakaya (居酒屋) -bar típico de estilo japonés-, tomó un plato de arroz y verduras con uno de sus empleados. Un joven de 20 años con trabajo parcial, debido a que también es estudiante. Sin embargo, el plato del empleado no era simple arroz; estaba aderezado por unas semillas de Datura, que el gerente del local había incluido conscientemente.

El gerente del local estaba enfadado con su empleado veinteañero, pues creía que su rendimiento estaba por debajo de la media y quería, de alguna forma, hacerle reaccionar. Sí, algunos hablarían este asunto con su empleado, y otros simplemente se dedican a envenenarlo. El gerente había escuchado que estas semillas ayudan a levantar la moral y a ser más productivos, pero por supuesto no se informó demasiado antes de comprarlas por medio de Internet.

Datura - Wikimedia

Se las dio a su empleado y, cuando el muchacho se despertó al día siguiente, lo hizo aturdido e incapaz de hacer nada, por lo que se lo llevó una ambulancia. Al llegar al hospital la sorpresa fue máxima, y por supuesto la policía no tardó en investigar el caso. Y es que la planta, conocida también como trompeta del diablo, es altamente tóxica para el ser humano, llegando incluso a producir la muerte a algunas personas. Se trata de un veneno bastante habitual en la antigüedad nipona. Algunos de los síntomas secundarios son la amnesia, el delirio, y las pupilas dilatadas.

El empleado a tiempo parcial tardó una semana en recuperarse de los efectos de este veneno. El gerente, convencido de que estaba haciendo algo bueno por el joven, confesó al dueño del local que había dado al empleado estas semillas. Por supuesto, el propietario del local no tardó en llamar a la policía, quien detuvo ese mismo día al gerente del izakaya. El juez ha decidido condenarlo a tres años de libertad condicional, lo que significa que podrá librarse de la cárcel si, en los próximos tres años, no comete otro delito grave o similar. Si lo hiciese, entraría 18 meses en prisión.

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro