Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

En Japón existen advertencias de tsunamis con más de 900 años de antigüedad

2/08/16 | +Asia

Nos hemos adentrado en la historia japonesa, tanto reciente como antigua, y hemos conocido grandes desastres naturales, como el Gran Terremoto de Kantō del 1 de septiembre de 1923, que devastó la ciudad portuaria de Yokohama, y el Gran Terremoto de Japón Oriental, cuyo tsunami barrió las ciudades costeras de Tōhoku. Una catástrofe ocurrida hace 5 años, pero que aún hoy en día sigue mostrando sus terribles efectos, especialmente en lo relacionado a la contaminación nuclear.

También hemos descubierto cómo y por qué se desarrollan tantos terremotos en Japón, motivo por el que también es un archipiélago lleno de islas volcánicas con muchas cuencas activas, derivando en otros desastres naturales como tsunamis. Aunque la tecnología moderna es lo que nos ha permitido comprobar que Japón forma parte del llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, que tiene más de 40 000 km y que provoca los 5.000 movimientos sísmicos al año registrados en el país, lo cierto es que desde hace miles de años en Japón se convive con este peligro.

Monolitos anti tsunamis

Actualmente la tecnología ha permitido que Japón se prepare contra los terremotos de forma realmente eficiente, realizando construcciones que pueden soportar hasta las sacudidas más fuertes, aunque ciertamente poco se puede hacer contra grandes tsunamis como el de 2011. No por ello Japón ha escatimado, los últimos años, en tecnologías que puedan ayudar a sus ciudadanos frente a una gran catástrofe. El gobierno nipón ha instalado grandes flotas de boyas que alertan de tsunamis por toda su costa, mejorando así el tiempo de respuesta y de aviso. Sin embargo, encontramos que estas advertencias no son nuevas, aunque por supuesto son más tecnológicas y efectivas.

Como hemos dicho, en Japón llevan conviviendo con terremotos, volcanes y tsunamis mucho tiempo. Una de las catástrofes más devastadoras en la actualidad son los grandes tsunamis y, por supuesto, los antiguos habitantes de Japón lo tenían muy presente, incluso hace 900 años. Sabedores de que los tsunamis eran habituales cada cierto tiempo en Japón, sus habitantes decidieron colocar, hace aproximadamente entre 600 y 900 años, diferentes advertencias en zonas especialmente peligrosas. Lo hacían de la única forma que sabían que serían visibles y perdurarían en el tiempo: realizando las advertencias en grandes monolitos.

Monolitos anti tsunamis

En la actualidad estas grandes piedras con advertencias, que recordaban a la población los peligros de los terremotos y de los tsunamis, y que los instruían ante posibles catástrofes, aún pueden verse en muchas zonas rurales del país del sol naciente. Se han contabilizado unas 300 piedras con indicaciones sobre tsunamis, incluso algunas de ellas advierten del peligro que supone construir una casa más cerca de la costa con respecto a la señal.

Otras monolitos son menos específicas, y recuerdan que después de un terremoto de cierto alcance, es posible la llegada de un tsunami, así que lo recomendable es alejarse de la costa y situarse en algún punto alto. Otras recomiendan a la gente alejarse de sus pertenencias, y que no pierdan su vida por intentar proteger su casa.

Monolitos anti tsunamis

Algunos pequeños núcleos urbanos que, de forma histórica, estaban situados por encima de las centenarias rocas de advertencia, se salvaron del tsunami de 2011, demostrando que los antiguos ciudadanos de Japón sabían muy bien lo que hacían cuando colocaron estos monolitos. Se cree que, lamentablemente, estos monolitos fueron colocados a causa de diferentes desastres naturales de la antigua Japón, especialmente el llamado Terremoto y Tsunami de Sendai o Terremoto de Jogan, que en el año 869 provocó olas que entraron en tierra hasta 4 kilómetros después de un seísmo de magnitud 8.3 en la escala.

Se cree que, en Japón, se produce uno de estos grandes tsunamis cada 1000 años. Aunque esto es, por supuesto, una media, y no un dato 100% exacto.

Formulario de registro