Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

El terrorífico motivo por el que nunca debes mirar fijamente a un espantapájaros

17/05/17 | +Asia

Volvemos a este extraño, peculiar y terrible -en muchas ocasiones- mundo de las leyendas, en este caso de las leyendas urbanas, cuyo origen es Japón. En muchas ocasiones hablamos de leyendas que llevan años atormentando a los habitantes del país del sol naciente, como es el caso del Shigai no Moriel bosque encantado y maldito-, mientras que otras son muchas más recientes y han nacido con la era de Internet (creepypastas); este es el caso de Kunekune, el conocido como Slenderman japonés. De hecho, la leyenda o historia que os contaremos hoy tiene, al menos en parte, relación con el Kunekune.

Esta vez hablaremos de los espantapájaros, pero antes debemos comprender cómo de importante es esta figura para el pueblo nipón. Existe un gran respeto por los espantapájaros en el país del sol naciente, pues forman parte de su tradición desde hace cientos de años. La primera referencia de un espantapájaros en el país del sol naciente data de hace 1300 años nada menos. Se menciona un espantapájaros en el Furukotofumi (古事記), el libro histórico más antiguo de Japón. Este “registro de cosas antiguas” menciona muchas tradiciones y dioses, entre ellos Kuebiko.

Espantapájaros - Pixabay

Kuebiko es una deidad, un kami japonés, del que se dice que no puede andar ni moverse, sin embargo en su interior está la sabiduría suprema del mundo. Este mito, bien conocido en el país, es conocido como Ōkuninushi  (“Gran Maestro de la tierra”). Por este motivo muchos tienen enrome respeto por los espantapájaros en el país nipón, al ser un supuesto descendiente de la diosa Kami-musubi. Sin ir más lejos, existe un santuario Kuebiko dependiente del santuario de Omiwa en Sakurai, Prefectura de Nara. En la actualidad se le adora como el dios de la agricultura y la sabiduría.

En otoño es habitual que se realicen, especialmente en pueblos centrados en la agricultura del arroz, festivales en honor a este dios. Los agricultores japoneses invitan al dios de la agricultura a salir de su casa en las montañas para introducirse en sus espantapájaros cada primavera; ya al final de la cosecha, en otoño, los espantapájaros son retirados, agrupados, y se preparan fiestas y comida con arroz.

No todas las leyendas de espantapájaros son positivas

Sin embargo, no todos ven a los espantapájaros como dioses benevolentes de la cosecha o la sabiduría. Muchos mitos de pueblos japoneses hablan del lado oculto de estos objetos que los agricultores utilizan para proteger sus cosechas. Dicen algunas leyendas que los espantapájaros, mientras que de día permanecen inmóviles bajo el sol, por las noches cobran vida y se despiertan. Otras leyendas aseguran que los espantapájaros cobrarán vida si una persona se les queda mirando fijamente durante bastante tiempo. No serán amigables. No hemos hecho la prueba… no mentemos al bicho.

Espantapájaros - Pixabay

Y aquí es donde entra el Kunekune que, como recordaréis, era bastante habitual verlo en amplios campos y cosechas. No son pocos los que piensan que el despertar de los espantapájaros y el Kunekune son, en realidad, eventos mucho más relacionados de lo que parece. Podría ser el Kunekune un espantapájaros. Lo que sí parece claro es que la leyenda urbana del Kunekune tiene como base estas leyendas tradicionales de los espantapájaros, que aun hoy en día sirven para asustar a los niños en zonas rurales del país.

¿Te atreves a quedarte mirando fijamente a un espantapájaros?

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro