Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

El santuario de los senos, un peculiar templo sintoísta de Japón

9/09/16 | +Asia

El país del sol naciente es poseedor de algunos de los santuarios o templos más peculiares del planeta, por no hablar de sus festivales religiosos, ya sea por sus construcciones o por su culto. En más de alguna ocasión hemos visto excentricidades relacionadas con el culto, como el “festival del pene”, el “festival del ombligo” o el “festival del hombre desnudo”. Generalmente estos festivales representan o se celebran en honor a ciertos aspectos de la vida, como la fertilidad. Por ello, escuchar que en Japón existe un santuario sintoísta de los senos no es, para nada, algo que nos extrañe.

Se trata de un santuario tradicional muy corriente, localizado en Soja, en la ciudad de Okayama. De madera y con un aspecto clásico, sin duda nadie que pase por la zona y no entre en el templo podría darse cuenta del culto que supone este santuario. Una vez dentro de su sala pueden verse grandes cantidades de representaciones de pechos femeninos colgados de las paredes. Por este motivo se le conoce entre los habitantes japoneses como Oppai Jinja, que podemos traducir como el “Santuario de los Senos“. Sin embargo, tranquilos, no se han vuelto locos en Japón, y este templo no representa en sí a esta parte del cuerpo de la mujer.

Oppai Jinja

Debido al gran incremento reciente de casos de cáncer en la sociedad, siendo muchos de ellos de cáncer de mama en el caso de las mujeres, la aparición de un templo sintoísta que proteja esta zona de todos los males es algo bastante razonable. Pero… ¿por qué se decidió venerar a los pechos de las mujeres en este santuario y no en otro?

En este templo de Okayama se veneró durante muchos años a cinco dioses diferentes, estando todos ellos muy alejados de esta temática. Sin embargo, la gente del lugar cree que el Dios de la leche existía en dicha área, y obviamente la leche procede de las mamas de los mamíferos. La gente del lugar, durante mucho tiempo, veneró al Dios de la leche sin despertar demasiado interés al resto del país. Sin embargo, a finales de los 80 y principios de los 90, un programa de televisión japonés trató el santuario, dándose a conocer como el “santuario de los senos”.

Oppai Jinja

El lugar ha quedado en la memoria de todos con este peculiar nombre y, por lo que parece, mujeres de todo el país con problemas en el pecho, lo visitan para realizar algún tipo de ritual u ofrenda para pedir por su salud. Sin embargo, las placas de madera tradicionalesema – para pedir deseos en los templos, en esta ocasión, se han cambiado por tablas con representaciones de pechos de tela. Por 2,000 yenes puedes comprar una de estas tablas y pedir por la salud de esta zona del cuerpo.

Según los expertos, en realidad el Dios de la leche, tradicionalmente, no se encuentra en este lugar, pero la aparición de supuestos efectos positivos después de las oraciones en algunas enfermas, ha llevado a que la gente trate así el templo, recibiendo muchos visitantes al año.

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro