Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

El escondite con espíritus y otros juegos de valentía a los que no te atreverás a jugar

2/06/17 | +Asia

La cultura japonesa es muy rica en cuanto a lo paranormal. Esto es debido a que el folclore japonés, muy presente aún a día de hoy, es muy rico en espíritus, yokais, criaturas misteriosas, leyendas, dioses… En el país del sol naciente son muy comunes las leyendas urbanas, un tipo de juego popular contemporáneo que cuenta con elementos paranormales, y que hacen tambalearse al adulto más sereno.

Esta vez os hablaremos de diversos juegos japoneses, siniestros y populares entre los jóvenes y adultos del país nipón. Catalogados como leyenda urbana, estos son algunos de los juegos más aterradores que os podréis encontrar, pues incluso se dice que alguno de ellos ha sido prohibido debido a que varias personas han hallado la muerte o han terminado volviéndose obsesivas con lo paranormal, creyendo que una presencia las sigue.

El juego de Daruma

juegos-fantasmas

El juego comienza al anochecer, más tarde de la media noche. Hay que quitarse la ropa antes de acostarse y tomar un baño. El baño hay que prepararlo llenando la bañera con el agua lo más fría posible. Apaga las luces y métete dentro. Siéntate en medio de la bañera, enfrente de los grifos o llaves. Comienza a lavarte la cabeza, el cuello, los hombros y los brazos y repite, “Daruma ven, Daruma ven“, todo el tiempo; no has de dejar de repetir estas palabras en ningún momento. Debes concentrarte y mantener los ojos bien cerrados, si lo has hecho bien, lo que ocurrirá a continuación te dejará sin respiración. Sentirás un fuerte golpe representativo del que terminó con la vida de Daruma. No debes dejar de repetir las palabras Daruma ven, Daruma ven, incluso si sientes la cabeza de Daruma en tu hombro o movimientos extraños en el agua, y sobre todo mantén los ojos cerrados. Has invocado a Daruma.

Levantate con mucho cuidado de no caerte y tropezar, pues tendrás que hacerlo con los ojos cerrados y, además, se dice que Daruma intentará que tropieces y tengas su mismo final. Sal de la bañera y del cuarto de baño, vete a dormir y a la mañana siguiente, el juego habrá empezado. El fantasma de Daruma empezará a seguirte durante todo el día. Si intentas mirarla desaparecerá. Se dice que si miras con el rabillo del ojo por encima del hombro, en ocasiones podrás verla. No puedes permitir que te atrape. Si no eres capaz de verla podrás saber si está cerca de ti por el olor nauseabundo o por susurros de extraña procedencia. Si esto ocurre, y se acerca mucho a ti, debes decir “tomare”, que significa detente en japonés, y Daruma se detendrá durante un instante que debes aprovechar para correr.

Pero por mucho que corras, Daruma te encontrará tarde o temprano. El juego termina y es ganado si logras pasar todo un día sin ser atrapado. Para finalizar debes mirar a Daruma y gritar “Kitta”, te corto en japonés, mientras levantas tu mano enfrente de ti y la mueves de arriba a abajo, parecido a un golpe de karate. El juego habrá terminado, pero es importante que lo termines antes de medianoche, o Daruma aparecerá en tus sueños y te seguirá.

Kokkuri-san, la güija japonesa

Kokkuri-san

Según las leyendas, jugando a este juego, invocamos a Kokkuri-san, un espíritu mezcla entre un zorro, perro y mapache. Las características que le dan estos animales al espíritu hacen de él un peligro, ya que del zorro se destaca la sabiduría que mal usada puede embaucarnos en cosas terribles, la protección leal del perro y las travesuras de un mapache, que también puede atraer la buena suerte. Para jugar necesitaremos un grupo de al menos unas 3 personas, una hoja de papel o un tablero de juego, un bolígrafo y una moneda, generalmente se juega con una moneda de 10 yenes.

Lo primero es escribir el tablero en la hoja de papel en blanco, si es que no poseemos un tablero ya preparado. Se ha de dibujar un torii en la parte superior del papel. A un lado del torii has de escribir un Sí, y al otro lado un No. Debajo de esta parte, escribe de izquierda a derecha los números del 0 al 9 de un lado al otro de la hoja de papel. El resto será el alfabeto. Se recomienda jugar con una ventana de la habitación en cuestión abierta, para que Kokkuri-san pueda pasar por ella. Coloca la moneda sobre el torii y cada participante tendrá que tocarla. El juego comienza cuando se invoca al espíritu repitiendo estas palabras, “Kokkuri-san, si estás aquí, por favor, mueve esta moneda“.

Se podrán hacer las preguntas que queráis, pero se recomienda realizar solo preguntas banales, ya que puede que nos mienta o escuchemos una respuesta que no sea de nuestro agrado. El juego termina cuando se repiten estas palabras, “Kokkuri-san, por favor, vuelve a casa“. En este momento la moneda se moverá hasta el Sí, y después regresará al torii y no se moverá. Una vez Kokkuri-san regrese a casa se ha de quemar la hoja de papel por completo, y la moneda usada ha de ser gastada antes de que el día siguiente termine.

Hitori Kakurenbo; ¿te atreves a jugar con los espíritus al escondite?

Hitori Kakurenbo

El Hitori Kakurenbo es un ritual para convocar y conectar con los espíritus. Lo primero que tendrás que hacer es escoger uno de tus peluches. Es imprescindible que tenga extremidades para poder realizar bien la invocación. Ábrelo con un cuchillo y quítale el relleno. Tendrás que rellenar con arroz todo el peluche. Córtate las uñas e introdúcelas también. Otras versiones aseguran que se debe poner algo de sangre también. Cosed el muñeco con un hilo rojo y una vez realizada esta acción, atad el peluche con el resto del hilo. Una vez termines, llena una tina de agua o la bañera, y vierte una taza de sal. Ponle nombre al peluche, pero es importante que no sea el tuyo.

A las 3 de la madrugada, repite el nombre del muñeco 3 veces y, a continuación, di: “es mi turno“. Ahora pon el muñeco en la tina o en la bañera con el agua salada. Apaga todas las luces de tu casa, aunque se puede tener una luz tenue, como una vela. Una vez realizado esto, ve a la tina, agarra el muñeco y di “te encontré (su nombre)“. Apuñala al muñeco con un objeto que pueda atravesarlo, normalmente un cuchillo. Se recomienda hacerlo con un lápiz, luego entenderéis por qué… Es el momento de esconderse, y no dejar de moverse, pues las uñas y la sangre que hay en el interior del muñeco crea un nexo contigo. El muñeco si te encuentra, te apuñalará con el mismo objeto con el que tú lo apuñalaste a él. Para terminar el juego, existen varias versiones. La primera de ellas es meterse en la boca una pizca de la sal con la que salaste la tina o la bañera, y repetir 3 veces, “yo gano“, y siempre que el muñeco no te haya lastimado.

La segunda de ellas no tiene en cuenta si el muñeco te ha encontrado o no, tendrás que tomar una taza y echar agua y sal, de la misma que utilizaste para la tina o la bañera. Bebe media taza de agua salada. En realidad no has de tragartela, tan solo métela en la boca y aguantarla. Busca al muñeco, que puede estar por toda la casa; una vez lo encuentres vacía el resto del agua salada sobre él y también escúpele el agua que tienes en la boca, y repite 3 veces “yo gano“.

Tal vez te interese:
– Parque Maeda, el lugar perfecto para buscar fantasmas
– Nagoya, las temidas universidades encantadas de Japón
– El terrorífico motivo por el que nunca debes mirar fijamente a un espantapájaros

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro