Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

El día en que un actor porno estrelló un avión en la casa de un jefe yakuza

4/05/18 | +Asia

Una de las figuras más conocidas el país del sol naciente en el extranjero son los yakuza. Esta figura, que está fuera de la ley, es el equivalente al crimen organizado en el país del sol naciente. Han sido representados en el cine y la televisión prácticamente desde que estos existen. En estas películas se ha mostrado cómo es la vida del crimen organizado japonés, tanto con historias ficticias e inventadas, como historias basadas en hechos reales. Pero como sabéis, la realidad suele superar a la ficción. Esta es una de las historias más conocidas de la yakuza, en la que un actor porno nipón intentó asesinar a uno de sus jefes más destacados del momento estrellando su avioneta contra su domicilio.

El protagonista de esta historia es Mitsuyasu Maeno, un actor japonés que se dedicaba a a industria d ela pornografia. Maeno no logró encontrar estabilidad en su vida en ningún momento. Se casó dos veces, y ambos matrimonios terminaron en divorcio. Su problemática vida personal hizo que el actor intentase, fallidamente, suicidarse. Sufrió muchas dificultades para conseguir trabajo en el cine, y comenzó a aparecer en películas pornográficas softcore debido a la alta remuneración que obtenía.

Yoshio Kodama / Wikimedia
YOSHIO KODAMA / WIKIMEDIA

En su vida más personal, Maeno era un piloto aficionado, y estaba registrado en el Taiyo Flying Club. Además, según su padre era un fiel seguidor del escritor Yukio Mishima, con quien compartía sus ideas y filosofía derechista y ultranacionalista. Este fanatismo por sus creencias hizo que decidiera suicidarse. A principios de 1976, el país nipón estaba escandalizado por las noticias sobre los soborno de Lockheed y la participación de los más altos niveles del poder político japonés, incluido Yoshio Kodama (figura prominente en el aumento del crimen organizado de Japón).

Kodama había estado confinado en su casa desde que sufrió un derrame cerebral en 1975. Pero cuando los escándalos de sobornos de Lockheed estalló, fue acusado de aceptar más de siete millones de dólares de la Corporación Lockheed para sobornar a funcionarios japoneses para facilitar la venta de sus aviones. Mitsuyasu Maeno, desilusionado por un hombre al que antes había respetado, le dijo a sus amigos que creía que Kodama había traicionado a la derecha y al código samurái al que abrazaba.

Yoshio Kodama / Wikimedia
Yoshio Kodama / Wikimedia

En la mañana del 23 de marzo de 1976, Maeno llegó al aeropuerto de Chofu con dos amigos. Los tres iban vestidos con los uniformes de los pilotos kamikaze, y Maeno informó a los oficiales del aeropuerto que estaban alquilando dos aviones para un segmento kamikaze de una película. El vuelo fue para preparar publicidad para una película planeada sobre los terroristas suicidas. Maeno en un avión, y sus dos compañeros en el otro; los tres volaron alrededor de Tokio.

El actor les dijo a sus amigos que tenía negocios en Setagaya, el vecindario de Kodama. El otro avión, con el camarógrafo a bordo, acompañó a Maeno en el vuelo a la residencia de Kodama. Maeno voló bajo sobre la casa de Kodama, dando dos vueltas antes de zambullirse en el edificio. Un operador de radio aficionado informó que escuchó a Maeno llamar “JA3551”, el número de su avión, y luego dijo emocionado: “Lo siento, no he respondido durante mucho tiempo. Viva el Emperador“; después de lo cual la transmisión cesó repentinamente.

Yakuza

Maeno golpeó la galería del segundo piso de la casa y murió en el accidente. El accidente causó un incendio y dos sirvientes resultaron heridos en el ataque. Kodama estaba descansando en otra parte del edificio cuando Maeno atacó, por lo que no recibió ningún daño. Cuando se supo la noticia del ataque, un grupo de aproximadamente veinte manifestantes de derecha llegaron a la escena y se enfrentaron con la policía. En un principio la policía japonesa temía un conspiración, pero más tarde confirmó que Maeno había actuado por su cuenta.

Tal vez te interese:
– Detienen a un jefe de la Yakuza tras hacerse virales sus tatuajes
– Una costumbre centenaria: ¿te amputarías un dedo por honor?
– ¿Sabes por qué en los campos de golf japoneses te preguntan si eres un yakuza?

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro