Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

El Baku, la quimera japonesa que se come tus pesadillas

2/05/16 | +Asia

El Baku, “comedor de sueños” o “devorador de sueños”, es un ser mitológico japonés que se le describe como un ser benigno que se come las pesadillas y los malos espíritus. Unos dicen que es un yokai, otros que se asocia más a un animal sagrado que a un monstruo. Aunque sea gracias a la cultura japonesa por lo que más lo conocemos, en realidad el Baku proviene de China, y su nombre es . Fue adaptado a la mitología japonesa durante el período Edo, que tuvo lugar entre el 1603 a 1868.

El Baku tiene diferentes representaciones: una mezcla de trompa de elefante, cabeza de león, cuerpo de un caballo, la cola de una vaca y las piernas y los pies de un tigre. Otros, por otra parte, dicen que tiene cuerpo de un caballo grande y grueso, la cabeza de un elefante, los ojos de un rinoceronte, la melena de un león, la cola de un buey, las garras de un tigre y el pelaje rayado.

Baku

La verdad es que hay para todo los gustos… pero el más clásico es este: cuerpo de oso, nariz de elefante, patas de tigre, cola de buey, ojos de rinoceronte y una piel manchada. La leyenda dice que, cuando los dioses terminaron de crear a los animales, cogieron las partes sobrantes y las unieron para crear al Baku.

En lo que sí podemos estar de acuerdo, es que se trata de un ser mitológico conocido como quimera, monstruo híbrido con partes de diferentes animales. Como era costumbre, la mayoría de las supersticiones o animales mitológicos estaban basados en animales reales. Muchos dicen que el animal en el que está basado el Baku es el tapir. En la actualidad el único tapir cercano es el tapir asiático, que habita en Birmania, Tailandia, Malasia y Sumatra. Se sospecha que pudo existir una especie de tapir en China que dio origen a la leyenda del Baku.

Tapir asiático

El Baku es famoso por su habilidad para devorar sueños, y además puede ser llamado por personas cuando tengamos una pesadilla; esta criatura vendrá y devorará la visión y la mala fortuna que lo contiene. En las antiguas leyendas chinas, los Baku eran cazados por sus pieles, de las cuales se hacían mantas que funcionaban como talismanes contra las enfermedades y la maldad de los espíritus. Debido a la escasez de piel de Baku, se determinó que si se ponía una imagen de un Baku sobre la cama, garantizaba la misma protección. En Japón, durante el periodo Edo, se solían vender almohadas con la inscripción Baku o una representación de esta criatura.

El Baku sigue siendo muy popular en Japón, ya que los padres siguen diciendo a sus niños que recen para que Baku los proteja en los sueños. Esta criatura puede ser llamada al tener un mal sueño o antes incluso de dormir. Hay varias formas de invocar a un Baku: susurrar tres veces “Baku-san, ven a comerte mi sueño” o simplemente decir “doy este sueño al Baku“. Las leyendas aseguran que el Baku irá a la habitación y se comerá el mal sueño, permitiéndote dormir tranquilamente.

Baku

Pero no todas las leyendas contemplan al Baku como un ser totalmente benigno, ya que si nos encontramos con un Baku demasiado hambriento, puede que no quede totalmente saciado con un único sueño, y empezará a devorar todos los sueños, incluyendo aspiraciones, sueños de futuro y esperanzas, dejando al soñador vació de todas ellas.

Nos se a vosotros, pero me daría más miedo encontrarme al Baku al lado de mi cama que la peor de mis pesadillas… De todas formas, os dejo el kanji del Baku por si queréis imprimirlo y guardarlo debajo de vuestra almohada. Quién sabe, tal vez funcione y se coma vuestras pesadillas.

Baku

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro